Archivo de la etiqueta: Trucos

Los rotuladores ZenZoi

Mi novio, que está en todo, me ha regalado estos rotuladores maravillosos. Los vio en Amazon con muy buena oferta y como quiere que sea la mejor profesora del mundo me los regaló.

Son 13 rotuladores fantásticos para las pizarras blancas de la marca ZenZoi.

Son una pasada porque son ligeros, escriben fenomenal, tienen el tamaño perfecto porque no son ni muy largos ni demasiado pequeños y la variedad de colores es muy amplia: negro, rojo, amarillo, morado, naranja y en sus variantes clara y oscura los azules, verdes, marrones y rosas.

Te recomiendan guardarlos boca abajo y sus tapones son antisecado.

Para mí una de las mejores características es que sus materiales con eco friendly y que son 100% reciclables. Puesto que en todos los campos hemos de ser respetuosos con nuestro planeta.

La Reina del chollo os explica cómo podéis conseguirlos con mucho descuento en Amazon.

Los he probado en las siguientes superficies:

  • Folio: el color se marca muy bien, pero la punta es demasiado gorda y el folio chupa demasiada tinta, haciendo que traspasen por detrás. Es lo que tiene que no estén concebidos para ser usados en papel.
  • Cartón: excelente excepto con los colores cálidos, ya que al ser el propio cartón marrón no quedaban demasiado contrastados.
  • Cristal: una auténtica pasada. Los colores quedan súper nítidos y se puede escribir y dibujar cualquier cosa. Y luego para borrarlo fue fenomenal. Con un paño húmedo no queda ni rastro. Si no esperáis a que se seque, con un paño seco es suficiente.
  • Pizarra blanca: comodísimos. Permiten trabajar muy bien. Son rápidos de usar y al ser tantos colores se pueden hacer muchas combinaciones para ayudar a entender las lecciones.

Les doy un 10. Mi novio acertó al 100% y gracias a él voy a tener una herramienta de trabajo de sobresaliente. GRACIAS

Si tú también los has probado puedes darnos tu impresión en los comentariosy te leemos =)

9 Consejos para ir a París como No-Turista

Voy a pasar una semana en París debido a que tengo que ir a firmar el contrato de trabajo antes de comenzar el curso escolar. Eso se traduce en que tengo que sobrevivir una semana por tierras francesas sin haber hablado nunca con un francófono fuera de una clase de idiomas.

Más tarde, en septiembre, será la primera vez que me ponga a dar clase delante de un grupo grande de adolescentes y ello durará todo un añito.

He preguntado por todas partes, amigos, profesores, familia, compañeros… y éstos son los consejos que he recopilado:

1. Cuando vayas en el metro lleva un alfiler en alguna doblez de tu ropa.

¡Empezamos fuerte con los briconsejos! Por lo visto en el metro parisino a veces no se va muy cómodo, entonces con el alfiler puedes hacerte hueco. No sé yo si llevaré a cabo este consejo… ¡Me parece un tanto invasivo!

2. Ya tendrás tiempo de hacer turismo típico. Aprovecha que vas a estar allí mucho tiempo para conocer cada rincón de la ciudad y descubrir muchos rincones mágicos. Busca tu rincón.

No hace falta que lo repitan dos veces, unos buenos playeros y a echar a andar.

3. Las primeras veces que te hablen los franceses no vas a entender nada. Pero no te asustes que irás haciendo oído poco a poco. Si tienes que preguntar mil veces qué te han dicho, pregúntalo todas las veces que lo necesites. Hasta que lo entiendas.

Obviamente la vida real no va a ser como una clase de francés, así que habrá que lanzarse a la piscina y preguntar hasta lo más obvio. ¡Todo sea por hacerse entender!

4. La primera semana de clase tienes que estar súper seria. No les des margen de nada.

Bueno, entonces tendré que ser como Minerva McGonagall en Harry Potter

Yo quiero ser yo misma en clase y si me tengo que enfadar, pues me enfado. Pero eso de estar en modo sargento porque sí… No sé… Son demasiados profesores los que me han dado este consejo, así que por algo será.

5. Aprende de todo lo que veas. Sé como una esponja y relaciónate con todo el mundo.
Este consejo me encanta. Es lo que quiero hacer. Aprovechar cada momento como si fuera único porque así es.

6. Viaja. Aprovecha para viajar y conocer lo que nunca más vas a poder ver.

También es otro consejo con el que estoy completamente de acuerdo. Ya tengo muchos puntos marcados en el mapa francés. ¡Hay que aprovechar!

7. En las clases ponte un final para cada una. Si no lo haces más de una vez acabarás utilizando materiales de las clases siguientes.

Si tengo un arsenal de clases preparadas no me importa mucho seguir avanzando. Pero si por lo que sea no tengo mucho tiempo para preparar más clases… Pues no me quedará otra que seguir este consejo.

8. Me comentaron también el tema de la ropa. Ésto me lo dijo una profesora con muchos años de experiencia sobre su espalda. Me aconsejó que siempre llevara la misma ropa y que no destacara con ello. Qué me quiso decir con ésto. Pues que por lo visto los alumnos están más tranquilos cuando uno lleva más o menos el mismo estilo y unas prendas parecidas y están más centrados en la clase. Si uno va como un modelo, marcando cuerpazo o con ropa estrambótica o llamativa, puede que hasta te tengas que trabajar un poco más la parte de ganarte el respeto de tus alumnos.

Yo no sé si ésto es verdad, será porque a mí me da igual cómo vaya la gente vestida mientras que hagan su trabajo y sean competentes y profesionales. Pero debe de ser que no todo el mundo piensa así, tampoco cuando eres adolescente, y el aspecto físico se convierte en un factor de relevancia a la hora de impartir las clases.

9. Respecto al sistema educativo francés y a las clases de español en los lycées franceses he encontrado este blog, Creatívate con ELE, a cuya entrada os dirijo en el enlace, que me ha parecido sensacional para tener una idea un poco más concreta sobre la vida académica allí. Siempre pensé en dar toda la clase en español excepto en momentos puntuales en los que haya que avanzar en la clase. Pero nunca se me había ocurrido que si tenía que llamar la atención, que fuera en francés. La justificación de la autora es que así los alumnos son conscientes de que entendemos aquello que dicen. Me ha parecido un consejo excelente.
9. No desesperes con los adolescentes. Los más mayores están más aposentados y los más jóvenes no paran. Pero al final de todo, todo tiene sus partes buenas y vas a aprender mucho de ellos.

Supongo que para estar guapa hay que sufrir, así que si los niños dan una de cal y otra de arena no va a ser otra cosa que la vida misma pero en ambiente de instituto.

Buscando consejos en la red encontré este blog que se llama Justifica tu respuesta y que tiene un apartado que se llama Consejos para docentes. Igual encontráis algo que os pueda ayudar.

Y ésto es todo por ahora.

¿A vosotros se os ocurre alguna cosa más que deba apuntar? A veces los nuevos comienzos son difíciles y nunca está de más escuchar lo que saben otras personas.

Volando voy, volando vengo

Ya tengo mis billetitos de ida y vuelta porque… SÍIII. ¡Ya tengo destino!
Mi año en Francia va a transcurrir en el cantón de Arpajon, distrito de Palaiseau, departamento de Essonne, en la región de Île de France. ¡Ésto de la Wikipedia es maravilloso!

¿Pero no decías que ibas a Versailles? Efectivamente. Antes de saber mi adorable destino la información que tenía era que iba a trabajar para la Académie de Versailles, la cual no sólo abarca Versalles, sino que comprende 4 departamentos. A saber: Yvelines, Essonne, Hauts-de-Seine y Val-d’Oise. Se trata de la academia de enseñanza francesa que más alumnos abarca de toda la Galia, por ello era fácil acabar en un sitio como Arpajon.

Lo primero que hice cuando recibí el correo con la notificación de mi destino fue decírselo a todo el mundo (obvio) y buscarlo en Google. Bendito Google Maps que nos transporta a los lugares más inesperados.

Se trata de una pequeña ciudad de unos 9.000 habitantes que tiene pinta de ser muy tranquila. En mi instituto, la sirena que marca el cambio entre clase y clase es música compuesta por los propios los alumnos. Me parece increíble. ¡Hasta que haya cerca un Alcampo-Auchan me parece fantabuloso! Estoy más contenta que unas castañuelas. Lo que tienen las novedades, que hacen que nos ilusionemos hasta por la nimiedad más absurda.

Otra cosa que me ha puesto muy contenta es que una amiga mía va a trabajar en la misma ciudad que yo. Así que no voy a estar sola y voy a poder compartir esta experiencia de primera mano. Hemos estado mirando mogollón de vuelos, ya tengo los ojos cuadrados y no sé ni en qué página ni buscador de vuelos/ofertas/descuentos/alojamientos estoy. Pero igualmente soy feliz.

Hoy me contaron unos pequeños trucos que yo no sabía a la hora de buscar vuelo. Por lo visto queda registrado en el ordenador que estás interesado en X trayecto. En consecuencia, cada vez que entras en la página de vuelos aumenta el precio de ese vuelo. Para mí toda esta información, además de parecerme un tanto aprovechados los comparadores de precios y las aerolíneas, eran datos nuevos. Todas las veces que he viajado en avión me lo han gestionado otras personas y, las restantes, los viajes han sido en coche (no voy a contar los viajes de un par de horas por mi provincia en tren o en bus, que eso no vale).

Entonces aquí os dejo los truquis que me contaron:

  • Abrir una pestaña de incógnito en tu navegador a la hora de comparar los precios en los buscadores, así no quedará registrado el trayecto que estás buscando.
  • Skyscanner, Rumbo, Flytap… Rebusca en todos los comparadores de precios que se te ocurran…
  • …y este punto es consecuencia del anterior: mira todas las escalas posibles y, si puedes, busca también combinaciones con buses y trenes que te salgan a renta .
  • La herramienta de Google Flights es estupenda. Con los filtros que tiene te permite indicar tu aeropuerto de salida y el de destino y, al activar las notificaciones, te avisa de los precios que hay para ese vuelo y sus variaciones. Fascinante esto de los avances de hoy en día. O.o

Nos salía sólo la vuelta​ por unos 200 y bastantes euros y finalmente hemos conseguido que no llegue ni a 150 entre ida y vuelta. Un chollo.

839-1363776984

El tema de la estancia allí todavía lo tenemos en el aire. Los hoteles en París son carillos y tienen fama de ser bastante malos. Así que hemos optado por buscar alojamiento a través de la aplicación Airbnb. Otra de las maravillas de los avances de este siglo. Sí, yo seré una Millennial y todo lo que queráis, pero respecto a las nuevas tecnologías desaparece mi parte de siglo XXI, más bien soy de principios de siglo XX.

Airbnb me parece una aplicación súper bien planteada. Puedes buscar por zona qué tipo de alojamiento quieres: por ejemplo yo puse París; alojamiento entero y el rango de precio. Pero también tienes para escoger habitación privada, habitación compartida y los complementos que haya (nº de camas, baño, wifi, cocina, ascensor, aparcamiento, mascotas, fumadores…). Este tipo de hospedajes son casas o habitaciones de particulares que anuncian sus hogares, por ello es muy útil y valiosa la sección de valoraciones. Ahí puedes ver a otros inquilinos pasajeros que muestran su opinión sobre el lugar y su anfitrión. Muy interesante la verdad.

14668315844_29ae496bea_z

Todavía me quedan muchas cosas nuevas por aprender de toda esta aventura. No voy a desaprovechar la ocasión porque voy a ir con los ojos bien abiertos para que nada se me escape. =)