Archivo de la etiqueta: Español para extranjeros

Las normas de acentuación en español ¡Dichosas tildes!

Trabajamos las normas de acentuación en español.
En español no es lo mismo ‘término’, ‘termino’ ni ‘terminó’.
‘Término’ hace alusión al final de un punto, situación, momento…
‘Termino’ es la primera persona del presente de indicativo del verbo terminar.
Y ‘terminó’ señala la tercera persona del pretérito perfecto simple del verbo terminar.
Con este pequeño ejemplo se muestra claramente que el acento en español influye en el significado de la palabra que nombramos.
Como dato, en español tenemos el acento prosódico y el gráfico.
El acento prosódico es aquel que se pronuncia pero no se escribe, es decir, corresponde a la sílaba tónica de la palabra. Como en ‘termino’, que la sílaba tónica es -mi- aunque no le pongamos una tilde.
El acento gráfico o tilde hace referencia al acento escrito, como en ‘término’ y ‘terminó’, donde sí que marcamos con una tilde esa sílaba tónica, tér-, -nó.
Nosotros nos vamos a centrar en las reglas generales de acentuación en español, las cuales son muy sencillas porque siempre funcionan de la misma manera y son aplicables a todas las palabras.
En español distinguimos tres tipos de palabras: agudas, llanas y esdrújulas. Dependiendo del tipo de palabra, aplicaremos unas reglas u otras para poder acentuar correctamente.
Para orientarnos un poco antes de empezar, es conveniente saber que en español el mayor porcentaje de palabras son las llanas, en mucha menor proporción encontramos el porcentaje de las palabras agudas y, en último lugar, encontramos un pequeño número de palabras esdrújulas.
Tanto hablar de agudas, llanas y esdrújulas y no sabemos qué son. Pues vamos a allá, a definirlas.
Para distinguir estos tres tipos de palabras (agudas, llanas y esdrújulas) tenemos que encontrar su sílaba tónica (aquella que suena más fuerte a la hora de hablar). Para ello tenemos que contar sus sílabas de derecha a izquierda. De modo que en la palabra ‘cántaro’ empezaríamos a contar por la última sílaba que para nosotros es la primera 1.-ro, 2.-ta- y 3. cán-. Siempre de derecha a izquierda, del final al principio de la palabra.
SIN_TT-1
Parece un poco caótico pero es muy fácil. Sólo hace falta un poco de práctica.
Vamos a empezar por las más fáciles y vamos a ir definiéndolas.
Esdrújulas: son aquellas palabras cuya sílaba tónica recae sobre la antepenúltima sílaba o, contando desde atrás, su tercera sílaba. Siempre llevan tilde al igual que las sobreesdrújulas, cuya sílaba tónica es la anterior a la antepenúltima o la cuarta por detrás.
Veíamos un poco más arriba la palabra ‘cántaro’. Si empezamos a contar por atrás como antes, vemos que su antepenúltima sílaba es la tónica cán- o la tercera contando por atrás. De manera que la acentuamos. Lo mismo nos sucede con ‘murciélago’. 1.-go, 2.-la-, 3.-cié- y 4. mur-. Vemos que la tercera sílaba contando desde atrás es la sílaba tónica y la acentuamos.
Podéis probar vosotros a dividir las siguientes palabras:
xilófono, teléfono, tónica, esdrújula, árboles, óptimo, última, sobreesdrújula, tráiganoslo. cógetela, súbeselo, mordéroslo.
¿Qué tal? Seguro que muy bien. Son esdrújulas y sobreesdrújulas. ¡Todas se acentúan!
Agudas: son aquellas palabras cuya sílaba tónica recae sobre la última sílaba de la palabra o la primera contando por detrás. Sólo llevan tilde o acento gráfico si acaban en
-N
-S
VOCAL
Qué quiere decir ésto, pues que se acentúan palabras agudas como ‘camión’, ‘además’ o ‘sofá’. Pero palabras agudas como ‘genial’, ‘jugar’, ‘natural’ no las acentuamos porque no acaban ni en -N, ni en -S, ni en VOCAL.
Vamos a probar a acentuar las siguientes palabras agudas. A ver qué tal se os da. ¡Suerte!
melocotón, papá, limón, central, burdel, multiplicación, oración, doblez, ingenuidad, interior, nacional, tiburón, según, sillón.
Llanas: se trata de aquellas palabras cuya sílaba tónica es la penúltima o la segunda contando desde atrás. Siempre se acentúan con el acento gráfico si NO terminan
ni en -N
ni en -S
ni en VOCAL
Es decir, justo lo contrario que las agudas. ¡Super fácil!
Recordemos que tenemos que contar las sílabas de derecha a izquierda para encontrar la sílaba tónica.
Palabras llanas como fácil, difícil, látex, álbum, alférez, azúcar, lápiz, mármol se acentúan porque no acaban ni en -N, ni en -S, ni en VOCAL.
Palabras llanas como hijo, abanico, abuelo, Amazonas, banquero, cisne, crimen, elefante, examen, lechuga, zapatos no se acentúan porque acaban en -N, -S y VOCAL.
Vamos a probar a acentuar las siguientes palabras llanas. ¡Ánimo!
revólver, táctil, móvil, túnel, trébol, acueducto, Rodríguez, resortes, ojo, clorofila, cifra, avispa.
palabras
Nos quedan los adverbios y adjetivos terminados en -mente. Con este tipo de palabras sucede una cosa excepcional en español. Y es que tenemos dos sílabas tónicas en una misma palabra, la sílaba tónica propia del adjetivo y la del sufijo -mente.
Solamente se acentúan si el adverbio o adjetivo por sí solo llevaba tilde. Es decir, ‘fácil’ lleva tilde, pues ‘fácilmente’ también la lleva. Frío, fríamente. ‘Efectivo’ no lleva tilde, pues ‘efectivamente’ tampoco la lleva.
Vamos a probar a descubrir los adverbios y adjetivos de los que proceden las siguientes palabras y a saber si se acentúan o no.
Desordenadamente, desafortunadamente, difícilmente, atrozmente, felizmente, libremente, locamente, fugazmente, jurídicamente, políticamente.
Para otro día dejamos las normas de acentuación en español en los diptongos e hiatos y la tilde diacrítica. Primero tenemos que aprender a distinguir las palabras agudas, llanas y esdrújulas y saber acentuarlas.
Ahora vamos a hacer una lluvia de palabras para aprender nuevo vocabulario y para practicar las reglas de acentuación en español. ¡Manos a la obra! ¡Mucha suerte!
cebolla, alergia, estornudo, camión, botella, calendario, murciélago, albornoz, dedal, cáliz, fantástico, genial, maravilla, desdén, rojez, mariposa, armónica, entendístelo, tijera, nariz, pestaña, uña, mermelada, libró, libro, cógelo, portafolio, autonómico, alegremente, descaradamente, sutilmente, cónsul, diacrítico, críticamente, número, numeralmente, octubre.
Anuncios

Top 5 de canciones para practicar el diminutivo en español

En esta publicación vamos a hablar un poquito sobre el diminutivo en español. Para que tengáis una pequeña toma de contacto antes de empezar, a continuación os dejo una lista cortita de canciones para que practiquéis el diminutivo en español. También os pongo los nombres de los artistas que cantan estas canciones para que sepáis un poquito más sobre ellos.

Si se os ocurren más canciones donde aparezcan diminutivos del español, no dudéis en ponerlas en los comentarios. ¡Así agrandamos entre todos esta pequeña lista!

Algo pequeñito. Daniel Diges.

Me enamoré. Shakira.

La mordidita. Ricky Martin.

Pequeñita. El canto del loco.

Despacito. Luis Fonsi.

Diminutivos: son sufijos que modifican el significado de una palabra. Pueden cambiar ese significado de tres maneras distintas:

  • Aluden al tamaño pequeño: mesa-mesita.
  • Pueden ser apreciativos, mostrar cariño y afecto: hermano-hermanito.
  • Pueden ser despectivos, mostrar desprecio: casa-casucha.

 

Estructura de los diminutivos

  • Se elimina la vocal final y se reemplaza por -ito,-ita. Por ejemplo: perro-perrito       libro-librito        gata-gatita        abuela-abuelita
  • Consonante final + -ito,-ita. Ejemplo: papel-papelito       corral-corralito
  • Consonante final + -cito,-cita / -ecito,-ecita / -cecito,-cecita. Por ejemplo: tren-trenecito       despacio-despacito       pie-piececito       quieto-quietecito

 

Sufijos diminutivos despectivos

-ucho,-ucha / -illo,-illa / -ete,-eta / -uco,-uca

Por ejemplo: casa-casucha       viejo-viejete       mujer-mujercilla      gato-gatuco

 

Dependiendo de la zona de España en la que nos encontremos se usan otros diminutivos además del estándar -ito,-ita.

300px-Diminutivos_del_español_y_del_portugués

-iño,-iña Galicia. hijo-hijito-hijiño

-ino,-ina-ín Asturias. niña-niñita-niñina

-uco,-uca Cantabria. pueblo-pueblito-puebluco

-ico,-ica zona de Aragón y La Mancha. beso-besito-besico

-ete,-eta Cataluña y Valencia. amigo-amiguito-amiguete

-illo,-illa sur de España. guapo-guapito-guapillo

-ito,-ita Canarias e Hispanoamérica. perro-perrito

 

Una actividad que podemos realizar es encontrar en la lista de canciones del principio todas las palabras que estén en diminutivo. Una vez que las tengamos, hay que saber cuáles son las palabras sin los sufijos diminutivos. Por ejemplo:

pequeñito/a- pequeño/a                 mordidita-mordida

despacito-despacio                            barbita-barba

boquita-boca                                       ojitos-ojos

 

En niveles superiores se puede trabajar con dobles diminutivos del tipo ahora-ahorita-ahoritita o con sufijos en las diferentes categorías gramaticales y cómo afecta a su significación.

 

 

Carta a mis futuros alumnos

Bonjour futuros alumnos;

Durante el próximo curso seré vuestra profesora de español. En algún momento hay que empezar a dar clase y a mí me ha tocado con vosotros.

Sois los primeros e imagino que quedaréis grabados para siempre en mis recuerdos y en mi experiencia, tanto a nivel laboral como personal.

Espero aprender mucho de vosotros. Que me enseñéis lo bueno que es crecer, avanzar e ir asimilando aquello que os enseñe con toda mi dedicación.

Yo por mi parte voy a dar lo mejor de mí. Seré una buena profesional de la enseñanza que hará de vosotros futuros hombres y mujeres capaces de sortear y superar todo aquello que se os ponga por delante. Porque el español y cualquier lengua son los que hacen de nosotros mejores trabajadores y mejores personas a la hora de poner en práctica nuestro imaginario. Porque somos seres sociales y necesitamos de las lenguas para poder avanzar y desarrollar nuestros proyectos. Porque la comunicación es imprescindible para abrirnos horizontes y para saber desenvolvernos con éxito en ésto de vivir.

No busco que me recordéis como una buena profesora, como la profe española ni como nada. Lo único que quiero es que, aquello que os pueda enseñar, seáis capaces de aplicarlo con conocimiento y sabiduría y que, aunque erréis, os superéis a vosotros mismos utilizando las herramientas que os hemos dado vuestros profesores a lo largo de vuestra formación.
Estoy segura de que, si tanto vosotros como yo ponemos lo mejor de nosotros mismos, forjaremos muy buenas experiencias y futuros recuerdos.

Tengo ganas de conoceros.

Hasta pronto, à bientôt

Pinitos como profesora

Mi primera experiencia como profesora fue hace dos años. El destino se confabuló con a saber qué y quiso que tuviera un empleo completamente compatible con mi formación de posgrado.

El trabajo consistía en ser profesora de español para extranjeros, más bien para un extranjero, y en madrugar mucho, mucho.

Tuve que superar una entrevista con la que sería mi futura jefa. Una mujer muy agradable y comprensiva. Posteriormente me enteré de que sólo habíamos concurrido dos candidatos. Un hombre adulto con mucha experiencia docente a sus espaldas y yo, con apenas 20 años, toda una vida por delante y una irrisoria vida profesional que fotocopiar como vida laboral.

Llegó el día de las presentaciones y, para mi sorpresa, tenía delante de mí a un súper jefazo argelino que sabía “hola, fiesta, toros, paella, Alicante” y ya. Ésto se traduce en que quedaba mucho trabajo por delante para hacer de él un hablante independiente.

Le pregunté muchas veces que por qué me había elegido a mí en vez de al otro profesor. Él está convencido de que los jóvenes somos más dinámicos, tenemos más ganas de superarnos y hay más entusiasmo. Son opiniones.

Lo que saqué en conclusión de la experiencia fue que uno no va a recibir nunca lo que ofrece, que este trabajo es agradecido si el alumno se muestra receptivo, que la gente es un desastre y que preparar buenas clases conlleva mucho tiempo dedicado a planificar, clasificar y conseguir buen material, además de tener que saber transmitirlo y comunicarlo. Aprendí mucho tanto de mi propia lengua, como de las personas en general y también de las culturas árabe, francesa y estadounidense.

Más tarde le di clases a su mujer. Ella ya tenía nociones más desarrolladas del español puesto que había asistido a algunos cursos del Instituto Cervantes. Llegué a las mismas conclusiones que con él. Uno no se puede esforzar por los demás, escarmentar en piel ajena ni hacer las cosas por el otro. Para que haya avance y progreso en el aprendizaje de un idioma se necesita mucho trabajo personal.
Me llevo conmigo una familia amiga que ha ampliado con creces mi visión del mundo y de las personas.

Más tarde me metí en lo que acaba haciendo todo el mundo: profesor particular. A través de la página web misclasesparticulares.com me contactó un alumno al cual tenía que preparar para la PAU y, gracias a un compañero de trabajo, conseguí dos hermanos de 2º de la ESO. Tres alumnos en total.

Fueron inevitables las comparaciones. Los pequeños tenían una base muy buena y hasta probé a darles nociones de cursos mucho más avanzados. Para mi sorpresa lo asimilaban todo muy bien y lo ponían en práctica. Una gozada. Al fin y al cabo lo que necesitaban era motivación y mucha práctica, factores que son difíciles de aplicar en un instituto con una clase grande y un profesor a punto de jubilarse. Supieron aprovechar mis clases.

Y el de bachiller voy a dejarlo en que lo que necesitaba era amueblar la cabeza, centrarse en lo que estaba haciendo y pensar las cosas dos veces antes de hacer nada. Me quedo con que aprobó tanto Lengua y Literatura de 2º de Bachiller y la PAU. Era muy buen chaval, todos hemos sido adolescentes, je, je, je.

Mis conclusiones de esta experiencia fueron que siempre hay que mostrar que confías en ellos, eso los motiva mucho. Enfocar las clases desde tu pasión por la lengua también los estimula mucho. Y es que con trabajo y dedicación se consiguen por ambas partes los objetivos fijados e incluso sobrepasarlos.

Mis vivencias como profesora me gustaron y me gustaría que los nuevos perfiles de clases que voy a ver en Francia tengan buenos resultados y que salgan tanto los alumnos como yo satisfechos y con buenas impresiones.

13076847_1487757231240233_5522026238771826687_n