5 Días en París. Día 2

Hola curiosos por París.

En el primer día de este viaje os contaba que tuve que ir una semana a París gracias a mi nuevo trabajo y os hablé de los medios de transporte parisinos, del barrio Le Marais, del Centro Pompidou, del Hôtel de Ville y de Notre Dame. Como París tiene mucho más de lo que hablar, aquí os cuento el segundo día que pasamos en la capital de la luz.

Durante toda nuestra estancia estuvimos recorriendo a un lado y a otro las orillas del Sena, río al que también se le conoce como el alma de París. Diversos barcos, embarcaciones y cruceros navegan sus aguas día y noche. Desde la orilla se puede ver a turistas y lugareños disfrutando del recorrido en barco mientras se deleitan con el paisaje urbano que ofrece esta ribera tan urbanita. Me pareció muy curioso que muchos de los barcos fueran barcos-restaurante, los cuales eran acristalados y se podía ver a los comensales nutrirse mientras navegaban… Sinceramente, me recordó al zoo.

MARTES

IMG_20170620_124110

La Place de la République me pareció una maravilla imponente. Actúa como sólido centro de una rotonda y la verdad que me llevó su tiempo sacar una foto en la que no se viera el abundante tráfico. La figura femenina que podemos apreciar es la Marianne de la República Francesa.

 

 

 

Cogimos el metro en République para ir a ver la gran obra de Gustave Eiffel, la Tour Eiffel.

20170706_155018-COLLAGE

Dicha torre se ha convertido en el símbolo moderno de esta capital europea, procedente de la exposición universal de 1899. Por todos es sabido que primeramente esta famosa obra arquitectónica del paisaje parisino fue rechazada por el público, llegando a denominarla “el espárrago de hierro”. Pero su utilidad para el campo de la radiotelegrafía le permitió limpiarse la mala reputación ganada por su aspecto y con los años se ha vuelto el icono de París.

Tengo pendiente volver para poder adentrarme en su interior y ascender por ella hasta tener París bajo mis pies.

El mayor reloj solar sobre la tierra se yergue en el centro de la Place de la Concorde. El obelisco de la Concorde, procedente del Templo de Luxor, es este famoso reloj de sol. En la plaza donde reside este regalo venido desde Egipto, fueron decapitados entre otros el rey Luis XIV, María Antonieta y Robespierre. Otro dato interesante es que las piedras de esta plaza son las de la prisión de la Bastille.

IMG_20170620_163834Uno de los espacios verdes que recorrimos bajo el sol abrasador fue el Jardin des Tuileries, de tejas. En medio de este representante del jardín de estilo francés descansamos a la sombra en una de sus cafeterías, desde la cual pudimos ver cómo cuervos, palos y aves como la de la foto (supongo que es una prima de las palomas) revoloteaban de un lado para otro.

Yendo hacia el Louvre echamos la vista atrás, al igual que el Cid durante su destierro, y en la lejanía, en perfecta línea recta, se alineaban el Obelisco de la Concordia y el Arco del Triunfo. A pesar de encontrarnos al otro extremo, eran patentes sus 50m de alto y 45m de ancho. Se veía gigante, así que estando en sus inmediaciones tiene que ser abrumador encontrarse en la rotonda más grande del mundo.

Este eje histórico de la ciudad finaliza en el Arco de la Defensa, pero yo no lo llegué a ver. No sé si era porque no llevaba gafas o porque simplemente está demasiado lejos.

En el otro extremo de este eje histórico o vía triunfal, es decir, donde estábamos nosotras, teníamos las espaldas del Arco del Triunfo del Carrusel (Arc de Triomphe de Carrousel) y el Louvre con su pirámide de cristal.

El Arc du Carrousel lo mandó construir Napoleón para conmemorar los éxitos bélicos y los caballos dorados que lo coronan proceden de Venecia.

IMG_20170620_171123

Como veis en la foto, asoma tímidamente la pirámide de cristal de Leoh Ming Pei. Me sentí totalmente metida en el Código da Vinci de Dan Brown. Por descontado, entramos, aunque los martes el Louvre cierra, pero deambulamos por su zona habilitada como centro comercial y, además de huir del sol asfixiante, vimos la pirámide desde abajo. Sólo nos faltaba el profesor Langdon o Tom Hanks, quien prefiráis. Ja, ja, ja.

El Louvre es gratuito el primer domingo de mes en temporada baja. Así que ya tengo plan los domingos de octubre a marzo. Pinchando en lo azul os dejo el enlace sobre Museos gratuitos de París.

Mientras esperábamos a que amainara el calor infernal, nos fuimos a un BHV. Un centro comercial que para mí fue un equivalente al Corte Inglés pero mucho más grande y con una planta gigante dedicada única y exclusivamente a ¡¡¡papelería!!! Obviamente me perdí en esa planta entre tantas libretas, agendas, bolis, estuches… tan cuquis.

El calor nos dejó tan sumamente agotadas que acabamos rendidas en el apartamento. A la mañana siguiente teníamos que madrugar porque había que ir a Versalles para firmar nuestro contrato de trabajo. Así que fuimos responsables y dejamos la noche parisina para el día siguiente.

5 Días en París. Día 1

¡Por fin he conocido la Ciudad de la Luz!

Este junio de 2017 se presentó una ocasión fantástica para conocer París debido a mi nuevo trabajo, gracias al cual pasé una semana en esta bella ciudad con una amiga que trabajará conmigo allí.

Fue una semana muy ajetreada y acabamos agotadas, aunque yo creo que influyó mucho la súper ola de calor que nos cogió de pleno en tierras parisinas.

Si os soy sincera, no puedo comparar París con ninguna otra ciudad. Este viaje lo dediqué principalmente a resolver gestiones y el calor me anula por completo, por ello no visitamos ningún lugar y si veíamos algún monumento, plaza, edificio, museo, jardín… era debido a que nos pillaba de paso. Estuve a unos cientos de metros del Palacio de Versalles y no quise ni acercarme, así que con eso podéis haceros una idea de lo mal que lo pasamos con el calor que hubo. Yo, que tengo un imán para todo lo relacionado con el arte y la cultura, huyendo de semejantes maravillas con tal de guarecerme bajo algo de sombra.

Por ello no se parece a ninguno de los viajes que he hecho hasta el momento y no puedo establecer términos de comparación. Así que sólo os puedo decir que París es único y que tengo todo un año por delante para poder visitarlo de la forma que quiera.

De momento os voy a mostrar mis primeros contactos con esta capital europea.

AEROPUERTOS

París presenta tres aeropuertos, de los cuales Charles de Gaulle (CDG) y Orly son internacionales. El tercer aeropuerto es Paris Beauvais y principalmente se destina a vuelos chárter.

Oviedo – CDG lo hicimos con la compañía aérea Vueling. CDG se encuentra en el nordeste de París y para llegar al centro tomamos la línea B del RER (tren). En unos 30 minutos nos hallábamos en pleno corazón de París.

La vuelta a Oviedo la hicimos desde Orly. Pero antes, para llegar a este aeropuerto, tuvimos que ir a la Place Denfort Rocherau para tomar el Orlybus, el autobús destinado a cubrir el trayecto hasta dicho aeropuerto.

IMG_20170623_163116

La vuelta la realizamos con la compañía portuguesa TAP. Su servicio fue excelente e hicimos escala en Lisboa para llegar a Oviedo. Lisboa – Oviedo  lo viajamos en un pequeño avión de hélices. Fue una experiencia diferente y muy cómoda.

 

Hélice derecha del avión.

 

RER (Reseau Express Regional)

El RER se trata de un tren de cercanías que permite una comunicación muy efectiva entre los alrededores de París y su centro.

A lo largo del casco urbano es combinable con el metro aunque sólo tengas billete para uno de los dos. La diferencia con el metro es que en el RER tienes que introducir el billete en las máquinas para poder salir y en el metro no.

Gracias al RER de la línea C pudimos ir tanto a Versalles como a Arpajon.

El jueves era el día antipolución y, además de salirnos el billete por la mitad de precio, lo pudimos utilizar para todos los trayectos que quisimos en el trasporte que quisiéramos. Ello se tradujo en que usamos tanto el RER como el metro todas las veces que pudimos con tal de huir del calor y, por la noche, como fuimos hasta el Sacré Coeur, en vez de hacer pierna subiendo aquella retaíla de escaleras, tomamos el funicular con el billete antipolución. Todo un chollo hasta las 00:00h que caducó el billete.

METRO

Bien conocida es la complejidad del metro parisino y su infinidad de combinaciones posibles, hasta estaciones fantasma tiene. ¡Y debajo de todo ello están las catacumbas! Menos mal que mi amiga ya había vivido un año en París y que se conocía el metro al dedillo, porque yo estaba muy perdida y lo que hacía era disfrutar de las corrientes de aire en medio de aquel calor horroroso y no se podía pedir más de mí (como podéis comprobar pasamos un calor tremendo y supongo que lo seguiré repitiendo muchas veces contándoos estos cinco días en París. Es lo que tiene haber vuelto con una parte de cerebro derretida…).

Me sorprendió muchísimo que nunca tuvimos que esperar más de un par de minutos a que apareciera el siguiente metro. La verdad que fue un no parar. También me llamó la atención que era súper multicultural y no estaba tan lleno como esperaba, eso sí, en el Orlybus, que os hablé antes de él, aquello fue lata de sardinas total. No se movía nadie, respirábamos y ya.

Como dato informativo cada metro recibe el nombre de su última parada y se pueden solicitar planos gratuitos del mismo en las ventanillas de las estaciones. Espero hacerme con el metro a lo largo de este año, porque la verdad es que es muy útil y eficiente.

IMG_20170622_215500La que más me llamó la atención fue la estación Arts et Métiers. Como se puede ver en la foto, se encuentra totalmente recubierta de cobre y las ventanitas hacen que parezca que estés dentro del submarino de Julio Verne.

Ahora que ya tenemos una idea sobre cómo nos movimos por París, voy a contaros lo que vimos el primer día. Dejo para otras entradas los demás días porque sino, esta publicación se va a hacer muy extensa.

LUNES

Nos alojamos en el barrio Le Marais y lo primero que vimos de la que íbamos hacia el apartamento fue el Centro Pompidou. Es el Centro Nacional de Arte y de Cultura Georges Pompidou y resaltan sus vivos colores de entre su gran estructura metálica.

Marais significa pantano, ciénaga, lo cual hace referencia al origen de este barrio cuyas marismas comenzaron a habitarse sobre el siglo XIII. Se puede apreciar que es el barrio parisino que presenta mayor homogeneidad arquitectónica, sus calles son muy estrechas, de edificios grises de gran altura, dando lugar a una zona donde hoy en día se sitúan las comunidades de judíos y de homosexuales.

Una vez que dejamos nuestro equipaje nos dirigimos hacia Notre Dame y las orillas del Sena pasando por el gran Hôtel de Ville.

La inmensa Place de l’Hôtel de Ville fue testigo de muchas de las principales ejecuciones de la época revolucionaria, las cuales fueron prohibidas a finales del siglo XIX. Más pacíficas fueron las hogueras de San Juan en dicha plaza, las cuales encendía el propio rey en más de una ocasión.

El Hôtel de Ville, el ayuntamiento, da nombre a la plaza que lo alberga. Su construcción es encargada por Francisco I en el siglo XVI. Entre los diferentes actos memorables, este edificio fue testigo de la boda de Napoleón con María Luisa de Austria o de las proclamaciones de la 2ª y 3ª república (1848, 1870). También fue víctima de un incendio provocado por los comuneros (communards) y durante su restauración/reconstrucción se llevaron a cabo diversos añadidos, conociéndolo finalmente como es hoy en día.

IMG_20170619_200641

Como dato súper curioso os cuento el origen de la parabra “huelga” en francés: grève. Antes de denominarse la Place de l’Hôtel de Ville se llamaba la Place de Grève. Como era allí donde se agrupaban los desempleados, las huelgas acabaron llamándose grèves.

La ciudad romana de Lutecia, hoy en día París, nace en L’Île de la Cité, abrigo de la majestuosa Nuestra Señora, la Catedral de Notre Dame. Lugar de la coronación de Napoleón y escenario de las aventuras de Quasimodo y Esmeralda, hace compañía a la ribera del Sena, creando así un marco de grandiosa belleza con marcado estilo gótico.

Justo enfrente de la fachada principal, a los pies de su majestuoso rosetón, podemos pisar el KM 0 de las carreteras francesas. Y si miramos a la derecha, conoceremos al emperador Carlomagno a lomos de su caballo.

La Place du Parvis de Notre Dame nos dio el remanso que necesitábamos después de tan largo día de viaje. Mientras los diversos turistas no paraban de fotografiar, ni de fotografiarse, con Notre Dame, nosotras nos quedamos disfrutando de una tranquila puesta de sol que nos permitió ver la catedral en todos sus colores y texturas, al igual que el impresionista Claude Monet con la Catedral de Rouen.

IMG_20170619_212336-COLLAGE

¡Ya se nos hizo de noche! ¡Continuamos con el viaje en la siguiente entrada!

À bientôt!

13+1 blogs de gente de lenguas en el extranjero

Bien es sabido por todos que leer es una manera de viajar.

A través de las historias de los demás podemos estar en lugares que nunca hemos visitado y sentir unas ganas locas de conocer ese nuevo lugar que te acaban de descubrir.

También podemos volver a revivir cualquiera de nuestras escapadas de otoño cuando leemos a alguien describiendo su estancia en uno de nuestros rincones favoritos.

La estación estival nos sumerge en un mar de olas que bien puede ser la playa a la que vas con tu familia verano tras verano o la playa de ese enclave paradisíaco al que tanto deseas ir.

Yo no he estado trabajando ni de Erasmus en ninguna parte, ni en UK, ni en Finlandia, ni en Italia, ni en EEUU, ni en Francia, ni en… Pero ello no ha impedido que me sintiera parte de esa experiencia porque con los siguientes blogs y las historias de sus autores he sentido a través de sus escritos la ilusión y las aventuras y desventuras que ellos han vivido. A mí me gustó mucho leerlos, así que comparto sus blogs con vosotros para que podáis conocer mundo y expandir horizontes a través del placer de la lectura.

Estoy segura de que conoces más blogs sobre este tipo de experiencias en el extranjero o que, incluso, tú tienes un blog viajero. Si es así me gustaría que dejaras en enlace en los comentarios o que nos cuentes tu experiencia. ¡Gracias por adelantado!

Memorias de una profe

Mi aventura en Italia

Creatívate con ELE 

El sombrero de la N 

El tarro de los idiomas

Postales al extranjero

Elle panique

Auxiliares de conversación en Sevilla

Espera que me lo apunto

Nikukyu Blog de Laura en UK

Cursos de profesores de español 

Blog de Pilar Torres

Somos de letras

Conseyu de Mocedá de Xixón

Problemas en Francia. Ayuda, salir fuera es duro

Mi experiencia en París no ha sido de lo más prometedora. Para los nuevos lectores hago una pequeña contextualización: una amiga y yo hemos conseguido trabajo como profesoras de español en una pequeña ciudad a 40km al sur de París y estamos solucionando las diferentes gestiones.

Todo iba bien hasta que, al buscar piso para el próximo curso escolar, fuimos víctimas de un timo, fraude, estafa… Quitando la sensación de incredulidad (cómo me puede estar pasando ésto a mí) y el sentirse tonta y engañada, estamos tirando poco a poco, que no es poco.

Hemos aprendido que nunca jamás de los jamases se debe mostrar dinero por adelantado aunque creamos que no tienen acceso al mismo porque igualmente te lo roban (en otra entrada os hablaré del timo, pero ahora no tengo ni fuerzas, está demasiado reciente) y menos todavía se debe dar dinero por adelantado.

Quitando el tema del timo, las reclamaciones, denuncias, abogados, etc., os voy a hablar de las demás cosas que nos están sucediendo al irnos a Francia.

Comenzamos con algo bonito, el contrato de trabajo. Los seleccionados para ser profesores de español tuvimos una reunión en el Rectorado de Versalles, en la cual firmamos el contrato y se nos impartió un pequeño curso de formación. Fueron excelentes las trabajadoras que nos acogieron en el Rectorado y que nos orientaron en esta aventura.

Seguimos con las gestiones. Ahora le toca el turno a la cuenta bancaria.

Vamos a presentaros la compte nickel, la cual viene a ser una cuenta bancaria rápida. Se trata de una tarjeta que te dan en un estanco y que tienes que crear en una máquina destinada a ello en el propio estanco. Y no, no es posible hacer el trámite por Internet.
Necesitas:

  • acceso a un estanco francés que tenga el servicio de compte nickel.
  • DNI europeo, pasaporte o tarjeta de residencia.
  • un teléfono móvil operativo (no hace falta que sea un tlf francés)
  • una dirección postal francesa.
  • y 20€ para sufragar el coste de esta operación.

El tlf móvil lo necesitas porque te llega un código de verificación mientras estás en el estanco creando la compte nickel.

La dirección postal en Francia es necesaria porque el código de activación de esta cuenta llega en una carta a la dirección indicada. Ese código que te llega en la carta lo tienes que enviar por SMS o introducirlo en tu espacio cliente antes de que transcurran 15 días. Pasado ese plazo la cuenta se cancela ella solita.

La compte nickel es una opción rápida para poder crear una cuenta bancaria, sólo se puede operar con ella vía Internet y el tema de transferencias presenta el inconveniente de que primero hay que pagar en un estanco 2€ por la operación. El estanco te da un recibo con el cual vas al banco para continuar con la transferencia. Un tanto engorroso, además no me quedó claro si puedes hacer pagos con ella, ingresos altos… Si alguien sabe su funcionamiento lo leo en los comentarios.

AAEAAQAAAAAAAA0TAAAAJGMyYTBkOTYxLWRiNGQtNDY4MS1hN2RiLTNjNDdlYzI4MWYyNA

 

Si queréis crear una cuenta más seria, en un banco de verdad, sucede lo siguiente:

  • si ya tuvisteis una cuenta en Francia y la cerrasteis, no la podéis reabrir.
  • si quieres crear una nueva cuenta, al haber cerrado una, no os dejan abrir otra (mí no entender).
  • Vas a otro banco a abrir una cuenta, pero sin tener un domicilio francés en el que demuestres que vives, imposible.

Si estás en contacto con algún buen samaritano domiciliado en Francia, puedes solicitar una atestación de domicilio (attestation d’hébergement) y ya tendrías un obstáculo superado. Esta atestación por lo visto se consigue pidiéndola al propietario del piso (el buen samaritano) o a gestores de residencia. No sé si se puede pedir a alguien más, si alguien lo sabe que lo diga por favor.

Una vez que tengáis vuestra cuenta bancaria, me recomendaron que cuando se tenga todo domiciliado, el Banque CIC Iberbanco es una opción interesante para gestionar con ciertas garantías la cuenta francesa desde tu país de origen. Si alguien pudiera contar su experiencia con esta herramienta se lo agradezco.

Respecto a la tarjeta sanitaria (carte vitale) me encuentro un tanto bloqueada. Agradezco cualquier ayuda u orientación.

Me han dicho que la tengo que solicitar en ameli.fr pero en esta página no me aclaro muy bien y me piden el número de la seguridad social y todavía no tengo acceso al mismo. Entonces mi pregunta es: cómo puedo conseguir la tarjeta sanitaria francesa y el acceso a mi número de la seguridad social.

Por otra parte, para aquellos que tengan hijos, al rellenar la fiche de renseignements, prise en charge financière, es decir, los datos financieros para poder cobrar la nómina (en español no sé cómo se llama), hay un formulario destinado a las familias y creo haber entendido que te incrementan el sueldo 100-200€ por hijo. Pero como yo no tengo hijos, la verdad que no estuve demasiado atenta a esta cuestión y no puedo decir nada con certeza.

Aquellos desempleados que se encuentren en el paro pueden solicitar unas ayudas en EURES que es el Portal Europeo de la Movilidad Profesional. Estas ayudas vienen a ser una cantidad de dinero que te da el gobierno español para que te largues rapidito de España al lograr trabajo en el extranjero y que así disminuya el paro español. Vamos, que te ayudan a irte. Creo haber entendido que te pagan hasta X euros por el traslado al país extranjero para realizar la entrevista laboral, la firma del contrato, y que te dan unos 1000€ para ayudarte con el traslado, la mudanza, alquiler del piso… Lo inviertes en lo que precises. Yo como actualmente estoy trabajando no lo puedo solicitar y no os puedo informar más, pero yendo al INEM o en la propia web tiene que dejarlo más claro. Lo que sí os digo es que compañeros que también van a la Academia de Versalles como profesores de español ya les embolsaron ese dinero una vez que lo solicitaron.

Respecto a la búsqueda de alojamiento, pues lo único que os puedo decir es que no cometáis el mismo error que nosotras y que nadie os robe vuestro dinero ganado con esfuerzo, sudor y sacrificio. Fuimos víctimas de un timo por suplantación de identidad. Si al buscar piso alguien os pide dinero por adelantado, os dice que vive lejos o incide en el sexo de la persona que haga los trámites (a nosotras nos insistió en que lo hiciera un hombre), desconfiad inmediatamente. A este individuo lo contactamos por Topannonces. Y también encontramos sus datos (obviamente datos falsos) en Vivastreet, página que utiliza el muy sinvergüenza para contactos sexuales. Vamos, que hemos dado con una joyita francesa y no hay forma de identificar su verdadera identidad.

En consecuencia, ahora no nos fiamos de los particulares y con las agencias inmobiliarias es imposible acordar nada puesto que nos piden lo siguiente:

CDI impératif… =( Es decir, piden un contrato indefinido sí o sí y nosotras vamos con un CDD (contrato definido o temporal).

Triplicar el montante del alquiler con el sueldo. Y no les valen nuestros dos sueldos juntos, lo tenemos que triplicar por separado y sólo lo duplicamos…

Un aval francés. Vamos, que un desconocido no va a avalar a dos desconocidas y nosotras no tenemos la jeta de abordar a nadie por la calle para pedirle que sea nuestro adinerado aval. Además, este aval francés también tiene que triplicar con su sueldo el montante del alquiler.

Queremos el contrato del alquiler a nombre de las dos y eso lo consideran colocation, que viene a ser coinquilinos o compañeros de piso, cosa que no les gusta. No lo quieren.

También piden el contrato de trabajo, las 3 últimas nóminas y, por si acaso, nosotras pedimos una carta de recomendación a una inmobiliaria de cuando estuvo mi amiga viviendo en el sur de Francia.

No sé si se me olvida algo de lo que piden como requisitos las agencias, además de una rótula de cabra y sangre de unicornio…

En este momento lo tenemos un poco crudo y más con el tema del fraude. Pero poco a poco conseguiremos avanzar y en septiembre ya habremos logrado cerrarlo todo y sólo nos tendremos que dedicar a trabajar y a disfrutar de Francia.

Si a alguien se le ocurre algo con lo que aportar y enriquecer la publicación, o alguien nos puede ayudar en algo, os lo agradezco y os leo en los comentarios. En otra entrada os había hablado de páginas de búsqueda de alojamiento, pero me han dado más y os las dejo a continuación:

Infologement  Seloger  Leboncoin Adoma PAP Les estudines ALJT Nexity studéa Recherche colocation Appartager Koloc Always welcome AFI FUAJ FIAP Tourisme La carte des colocs Agefo Spaniards Internations Airbnb Roomlala La forêt Orpi

Conclusión: salir fuera es duro, nena. A veces la gente da asco. Pero es en momentos así cuando sabes quién te aprecia y quién no. No hay que perder la amistad con quienes no ayudaron, pero tampoco hay que olvidarlos. Por desgracia vivimos en un mundo egoísta. Lo único que os digo (y me digo) es que cuando “estéis arriba” no os olvidéis de enviar el ascensor al bajo para que suban otros.

Os leo en los comentarios y gracias por adelantado por vuestra ayuda.