Archivo de la categoría: Recolectando palabras

Flor de loto

La mejor forma que tengo de recordarte
es recogiendo aquello que sembraste.

Granos que germinaron en versos
perdidos entre hojas de libros
los hago brotar al recuperarlos
de entre las páginas del olvido.

La danza con los mecanismos de la memoria
me permite recordarte en las siguientes líneas:

“Como gotas de rocío
que estrellan el campo,
así las palabras
lucen en los libros”

A mi abuelo, hoy hace 6 años.

Madrededudas y Tablaturas de mis pasos

Mayo es el mes de las madres y, por ello, Madrededudas y yo nos pusimos manos a la obra para hacer una cosita especial por el Día de la Madre. Como bien sabéis, este día se celebra el primer domingo del mes de mayo, sin embargo, todos los días son buenos para demostrar a quien te cuida todo lo que le quieres.

A partir de un texto que había escrito, Clara (la artista que se esconde detrás de la pantalla), dibujó una ilustración inspirándose en él. Así que en eso consistió esta colaboración.

Madrededudas es una cuenta genial donde Clarina hace unas ilustraciones super logradas sobre la vida de una mamá y su retoño. Lo que caracteriza sus creaciones es la combinación de realismo y humor, claves que hacen que quienes veamos sus posts nos sintamos muy identificados con lo que ella expresa. Todo ello independientemente de si somos padres o no, porque lo hace tan bien que llega a todos los públicos, pues, al fin y al cabo, todos conocemos a algún niño o a algunos padres con niños.

Os dejo su Instagram y su Facebook para que podáis seguirla y no os perdáis ninguna publicación suya. (pinchad en las palabras subrayadas)

Sin más dilación, os dejo la ilustración y el texto.

IMG-20200503-WA0026_01.jpg

“El olor de la maternidad

es un olor agrio y dulzón al mismo tiempo.

Pieles suaves y blandas se entremezclan

con arañazos y escaras.

El cuerpo, jovial y lleno,

conoce el estado de fatiga y poco más.

De la risa al llanto sólo hay milímetros.

Quieres satisfacer todo tu alrededor

y te olvidas de tu yo interno.

Frente al espejo hay días

en que no te reconoces.

Otros días, lo que prima es

la vitalidad, la fuerza y el aquí estoy yo.

Se suceden los potitos.

Las peladuras y mondas

de frutas y verduras

se vuelven cotidianas.

A la rutina del día a día,

entre horarios y horarios,

le sigue un par de horas al crepúsculo

para uno mismo.

La costumbre te atrapa en el sofá.

La tele y sus mismos ruidos de siempre.

Imágenes de dibujos se suceden en tus ojos abstraídos.

Nos hemos reído.

Hemos jugado.

Nos hemos querido.

Nos hemos cansado.

Ha sido un buen día.”

 

Espero que os guste. Y, si os apetece, nos contáis qué supone para vosotros la maternidad.

Microrrelato solidario

Desde el centro comercial de Parque Pri =), Parque Principado impulsó a primeros de abril una iniciativa con la que recaudar dinero en favor del Programa Cruz Roja Responde y así tener más maniobra de actuación en esta crisis sanitaria. Los relatos enviados serían publicados en un libro digital el Día del Libro.

La temática de los microrrelatos debía de ser “Lo que aprendí esta cuarentena” y estos no habían de exceder las 100 palabras. Al igual que yo, participaron personas de todas las edades y de todas las provincias, poniendo cada uno de nosotros nuestro granito de arena. Cada microrrelato equivalía a 1€, siendo recaudados 381€ más los 1.000€ de base de la propia donación.

La verdad que hay auténticas maravillas entre sus páginas, os lo recomiendo encarecidamente. Así que os dejo el enlace donde podéis descargar el libro de microrrelatos solidarios Lo que aprendí en esta cuarentena. Una cadena solidaria de microrrelatos escrita por más de 380 personas.

En la siguiente foto os dejo el mío. La mayoría de la gente ve amor en él. Yo en lo que había pensado era en las diferentes formas de aprender a decir adiós que estamos viviendo durante este confinamiento por el coronavirus. Es decir, en la muerte. Me gustaría que cuando lo leyerais, me contarais qué os dice a vosotros este microrrelato en los comentarios.

WhatsApp Image 2020-04-23 at 18.25.45.jpeg

Un placer y hasta la próxima

Psicuriosa y Tablaturas de mis pasos

Escribe una carta a tu miedo es el tema y el formato que propuso Patri a través de su web Psicuriosa para poder ganar un ejemplar de su guía para mejorar la autoestima Quiérete bien.

Me decidí a participar y unos días después recibía el correo en el que se me hacía saber que había sido la ganadora con mi escrito.

Os cuento un poquito el contacto entre Psicuriosa y Tablaturas de mis pasos.

Cuando estaba viviendo en un pueblecito de París, Patricia y yo entramos en contacto a través de Instagram. Yo soy anti nuevas amistades en las redes y, la verdad, que me resulta muy curioso haber establecido algún que otro vínculo online. Supongo que aquí entra muy bien el dicho de no escupas pa arriba. Pero esta vez con un resultado muy positivo.

Al llevar ya varios años siguiéndonos, he visto cómo Patricia se estuvo sacando el carrerón de Psicología, cómo hizo sus prácticas y cómo le está dando ahora caña al máster. Todo ello combinado con una actividad en redes llena de contenido de calidad en su materia: la psicología.

Quienes te seguimos estamos viendo cómo tu constancia y tu sacrificio diarios están haciendo de ti una profesional de los pies a la cabeza. Así que sigue así, con todas las rectificaciones que tengas que hacer, porque es el buen camino. El camino de la constancia, la autoevaluación y el buscar las maneras de poder seguir avanzando.

Respecto al texto que escribí para participar en el concurso propuesto por Psicuriosa, pues qué decir. Que me da bastante vergüenza. El blog y las redes las tengo enfocadas a los lugares que he conocido y, si bien es cierto que alguna vez puedo poner alguna reflexión personal, nunca me he atrevido a mostrar este otro tipo de escritos que ando creando sin pantallas de por medio. Muchas veces son demasiado íntimos y es una forma de expresar lo que llevo dentro. Obviamente hay algunos que son un desastre y otros que son medianamente curiosos, con todo, el haber participado en este concurso ha sido una experiencia a la hora de mostrar públicamente la otra cara de mis textos.

Si queréis acceder al escrito, lo tenéis en el blog de Psicuriosa pinchando aquí y también os dejo más abajo esa carta a mi miedo.

No quiero que se me olvide nunca tu olor.

Ni que me falte tu risa desordenada.

Ni que se acabe el azul de tus ojos en mi recuerdo.

Quiero fotografiar cada instante, cada imagen, cada gesto.

Y me quedo en el quiero y no puedo.

Porque, extrañamente, pesa más la emoción que me creas.

Y eso es lo que me queda grabado.

La sensación cálida de tu abrazo.

La emoción y el temblar de un beso.

El placer de verte disfrutar y compartir.

La capacidad de sacarme una sonrisa en todo momento.

El sonido de tu voz o de tus gruñidos. Eso sí que lo puedo evocar con facilidad y con una gran sonrisa.

Que no se nos olvide que nos revivimos por dentro.

Que de una casualidad surgieron mil momentos de los cuales alimentarse en esto del vivir.

Y que no hay que arrepentirse de nada, pues vivir del recuerdo de algo bueno, es menos que quedarse con nada.

El miedo a perderte va a estar ahí, pero hagámoslo a un lado siempre que podamos.

 

Un placer y hasta la próxima.