Archivo de la categoría: Experiencias parisinas

Inundaciones en Asturias y la crue de la Seine

La peligrosa situación que estamos viviendo estos días en Asturias con la crecida de los ríos, las inundaciones, los argayos, los cortes de carreteras y vías del tren suspendidas en el aire, etc… Me ha recordado a la crecida del río Sena que vivimos en París a finales de enero de 2018.

En la foto tenéis al Zouave

img_20180127_184915527_ll

Desde el año 1910, esta estatua situada en el Pont de l’Alma sirve de referencia para medir la crecida del río Sena (la crue de la Seine). Es decir, si se le mojan los piesecitos, es que el río está crecidito.

Pasamos por el Zouave después de haber dicho “bonsoir” a la Estatua de la Libertad y a la Torre Eiffel. ¡¡Y de repente nos encontramos con el Zouave con el agua casi al cuello!!

img_20180127_181231193_llimg_20180127_182732149_llimg_20180127_184704376_ll

Unos días después el fotógrafo Yann Arthus Bertrand vistió al Zouave con un chaleco salvavidas para denunciar el cambio climático.

Recuerdo que tuvimos bastante tiempo cerrada la gare de Saint Michel debido a las filtraciones que produjo la crecida del Sena y nos teníamos que buscar la vida para encontrar otras estaciones que nos llevaran a casa, como la gare d’Austerlitz o BFM.

Lo que me queda claro es que las crecidas de los ríos no son puntuales ni se reducen a un sólo lugar. Hay que tomarse en serio el cambio climático, pues Asturias, Paraíso Natural, debería de aguantar todo el agua y más que le echen. Y no está siendo el caso. Así que algo estamos haciendo mal…

img_20180127_184837417_ll

Anuncios

Galette des rois

La última fiesta de las navidades la vamos a cerrar con una la galette des rois.

Una compi de curro y yo habíamos pensado en publicar una receta de comida tradicional francesa y al mismo tiempo contar la historia o la vivencia que yo hubiera tenido. A ello le sumas los Reyes y se nos ocurrió la galette des rois [receta].

En España tenemos el roscón de Reyes, con o sin relleno, hasta sin azúcares ni gluten. [Se me ha quedao lo de hacer promoción de roscones esta Navidad en un supermercado. Ja, ja, ja.] En fin, si nos da por ser puristas, nos vamos a ir al roscón o galette más clásico.

Como ya sabéis, esta tradición tan dulce tiene sus orígenes en la gran época de Roma. Entre diciembre y principios de enero, nuestros queridos romanos celebraban unas fiestas que se llamaban las Saturnales.

La fiesta consistía en mucho desmadre (ni idea, pero la fama de los romanos…, mata un gato y te llamarán matagatos) y en comer el famoso roscón. Quien encontrara la faba que había en su interior se convierte en el amo/rey y puede cumplir todos los deseos u órdenes que quiera.

Si os acordáis del libro de Víctor Hugo Nuestra Señora de París, o de la película del Jorobado de Notre Dame, Quasimodo se convierte en rey de los bufones por un día.
También vemos una costumbre parecida recreada en la seria Reign con la monarquía francesa. La mujer de la Corte que encontrara la faba se convertía en reina de Francia por un día.

Bueno, hasta ahora todo muy pagano. Sin embargo, como otras tantas veces, la Iglesia adopta o adapta otras costumbres para integrarlas en sus celebraciones. De ahí que el roscón o la galette se asocien a los Reyes Magos.

Y vosotros, ¿coméis roscón por Reyes? ¿Con o sin relleno? ¿Conocíais la galette des rois?

Yo lo que sé es que la galette más rica no puede ser. Gracias a mi familia francesa las pude probar y estaban deliciosas (sí, comimos varias). Hojaldre relleno de frangipane (crema de almendras). ¿Qué más queréis?

Yo sigo conservando mi fève. Muijiji.

P.D.: Esta entrada se la dedico a ellos, que me hicieron sentir una más en tierra extranjera y me permitieron compartir su cultura y tradiciones con la gran familia estupenda que son.

Bisous!

Las 9 fotos más votadas del 2018

Con la última página del calendario en mano decimos adiós al 2018 y damos la bienvenida al 2019.

Para dejar atrás con un buen sabor de boca un año lleno de historias vividas, os dejo el top 9 de fotos con más likes en mi Instagram (@oviversai)

Espero que lo disfrutéis.

9: La Fontaine de Médicis. Jardines de Luxemburgo (111 likes)

photo_2019-01-01_23-23-46

 

8: Catedral de Notre Dame de París (111 likes)

photo_2019-01-01_23-23-39

 

7: La Maison Rose. Barrio de Montmatre (114 likes)

photo_2019-01-01_23-23-49

6: Puesta de sol sobre el río Sena (116 likes)

36505540_186045478752653_861305607599161344_o.jpg

 

5: La Quai de Valmy. París (117 likes)

46413075_253735831983617_6641370206830592000_o.jpg

 

4: Puesta de sol en Notre Dame (124 likes)

photo_2019-01-01_23-23-44

 

3: Rue de la Colombe y su resto (133 likes)

36941111_193249008032300_5666165721558679552_o.jpg

 

2: Rosas en la Catedral de Notre Dame de París (133 likes)

35403546_175042353186299_7291207267045605376_o.jpg

 

1: Cripta arqueológica de Notre Dame de París (133 likes)

 

34777585_172094633481071_4232888276790280192_o.jpg

La muralla de Lutecia

Alrededor del siglo III d.C. Lutecia, o la villa de los parisii, sufre constantes ataques procedentes de los bárbaros.

En consecuencia se decide que, aunque la ciudad se encuentra protegida por el río (la Seine), hay que edificar una muralla que la rodee y que la aísle de los enemigos.

Para crear dicha fortificación se dedican a tomar “prestadas” las piedras de casas, tumbas, monumentos… De hecho, si os pasáis por la Rue de la Colombe podéis haceros una idea de la amplitud de la muralla.

En el siglo XII la muralla es ampliada bajo el mandato de Felipe Augusto. Y, al igual que para construirla, toman “prestadas” piedras de todo tipo de lugares.

Podemos observar que al Oeste linda con el Louvre, al Este con la Place de Grève, al Norte con Les Halles y al Sur con la zona de Saint Geneviève.

En la cripta del Museo del Louvre también se pueden ver las bases de las antiguas torres de la muralla. (Yo juraría que había hecho una foto de la cripta del Louvre pero no la encuentro, así que os dejo este enlace para que le echéis un vistazo).

Es muy importante esta ampliación puesto que supone el primer intento de unión de los tres barrios parisinos:

  • La Cité, que era el corazón religioso, administrativo y judicial.
  • La Ville, que albergaba la vida económica.
  • L’Université, cuna de la cultura y el saber.

Si tienes más información o fotos sobre esta muralla tan emblemática, estaremos encantados de que las compartas con nosotros.

À la prochaine!!