Archivo por meses: febrero 2022

La familiaridad de un gesto


Mi cintura, más ancha, más blanda, menos flexible…
Mágicamente se vuelve fina, esbelta, de porcelana…
Sólo con que tú aproximes tus manos a esos dos huecos convexos en mi cuerpo,
con seguridad, con la gracia y la facilidad con que lo hiciste siempre.
Ni recuerdo la última vez que alguien me dio un abrazo así,
transmitiendo fuerza, seguridad, entereza, deseo completo de querer estar bien, de querer estar genial.
Y así se vuelven los abrazos contigo, geniales y fuertes.

Ilustración de @astraio.s

Pedazos indemnes

Al igual que me falta la música en la calle,
me faltan tus besos por las mañanas en el hueco que hace mi cuello con tu sonrisa al despertar.
Me faltan las grandes avenidas,
como cuando echo en falta que me mires mientras me dejo llevar en el coche al cantar.
En este momento no te tengo a ti ni tampoco tengo un lugar, con todo, intento recoger pequeños pedazos de aquello que se deja caer a mi alrededor en forma de piezas que me ayudan a completar aquello que me va faltando.

Ilustración de María Melero