Archivos Mensuales: abril 2020

Microrrelato solidario

Desde el centro comercial de Parque Pri =), Parque Principado impulsó a primeros de abril una iniciativa con la que recaudar dinero en favor del Programa Cruz Roja Responde y así tener más maniobra de actuación en esta crisis sanitaria. Los relatos enviados serían publicados en un libro digital el Día del Libro.

La temática de los microrrelatos debía de ser “Lo que aprendí esta cuarentena” y estos no habían de exceder las 100 palabras. Al igual que yo, participaron personas de todas las edades y de todas las provincias, poniendo cada uno de nosotros nuestro granito de arena. Cada microrrelato equivalía a 1€, siendo recaudados 381€ más los 1.000€ de base de la propia donación.

La verdad que hay auténticas maravillas entre sus páginas, os lo recomiendo encarecidamente. Así que os dejo el enlace donde podéis descargar el libro de microrrelatos solidarios Lo que aprendí en esta cuarentena. Una cadena solidaria de microrrelatos escrita por más de 380 personas.

En la siguiente foto os dejo el mío. La mayoría de la gente ve amor en él. Yo en lo que había pensado era en las diferentes formas de aprender a decir adiós que estamos viviendo durante este confinamiento por el coronavirus. Es decir, en la muerte. Me gustaría que cuando lo leyerais, me contarais qué os dice a vosotros este microrrelato en los comentarios.

WhatsApp Image 2020-04-23 at 18.25.45.jpeg

Un placer y hasta la próxima

Y nos comimos Lisboa…

En 17 indispensables de Lisboa dedicaba la entrada a mis compañeros de viaje y, con esta segunda parte, quiero hacer lo mismo. Va para Nieves y para Jordi en el día del cumpleaños de este último.

Ya lo anuncié en la primera parte, lo mejor que se nos dio fue el COMER. Como efectivos del SIC (Sistema de Inteligencia Conquense) en el extranjero, asentamos nuestro centro de operaciones gastronómicas, culinarias y masticadoras en el Mercado da Ribeira.

IMG_20200125_141451633
Puerta principal del Mercado da Ribeira

Se trata de un mercado gourmet que, desde el siglo XIX en adelante, conoció sus mejores tiempos como mercado mayorista. Fue inaugurado en 1882 y su estratégica ubicación, al lado del Tajo, le permitió posicionarse entre los mercados más potentes de Europa. Pero como todo lo que sube, baja, llegó el fin de sus días gloriosos y, tras un parón, se retoma como centro hostelero.

IMG_20200125_141618063
Interior del Mercado da Ribeira con todos los puestos de comida gourmet y sus largas mesas para comer al estilo medieval

Allí nos hinchamos (a Jordi le parece políticamente incorrecto decir que nos pusimos como deficientes) a base de pasteles de Belem del obrador de Manteigaria. Esa maravilla de postre compuesto de pasta de hojaldre y de crema de huevo, leche y azúcar hizo las delicias de nuestro viaje. Incluso llegamos a hacer unos amigos franceses con los que, además de vino blanco, también compartimos pastelitos y buena conversación.

IMG_20200125_153103783
Pasteles de Belem de Manteigaria. El mío es el que no lleva canela

Como era de esperar, entre las cosas más saladitas nos dimos al bacalao y a la francesinha, que es una especie de sandwich de varios tipos de carne, con mucho queso y salsa de tomate y cerveza. Todo estaba para chuparse los dedos y más allá.

IMG_20200125_145842309
A la izquierda, lomo de bacalao. A la derecha, la francesinha. El plato de detrás, a saber qué era y de quién, porque como ya dije, se come todos juntos en modo mesas medievales

El otro sitio donde compramos pasteles de Belem fue en el propio barrio de Belem. Su nombre es Pastéis de Belém (qué ingenio) y, acabo de estar mirando en este artículo, con sólo una tienda llegan a preparar 45.000 unidades diarias en época estival y facturan unos 7 millones anuales de euros ¡¡¡¡¡sólo en pastelitos!!!!!

WhatsApp Image 2020-04-22 at 22.15.49
Ya veis en la foto que hasta tienen un portero (to rechulón) como en las discotecas. Foto tomada por Nieves

El otro sitio donde nos atrevimos a probar los sabores de Lisboa fue en la Casa Portuguesa do Pastel de Bacalhau, donde el mar y la tierra se fusionan en una especie de croqueta de bacalao rellena de queso de Serra da Estrela (A que la frase era monísima hasta que llegasteis a la palabra croqueta. Ja, ja, ja). A Nieves no le entusiasmó mucho, sin embargo, Jordi y yo estábamos que rodábamos por las calles del Barrio de la Alfama después de habernos metido ese buñuelo entre pecho y espalda (más el de Nieves). Que por cierto, os recomiendo tener una botellita de agua a mano. Se atasca un poquito.

IMG_20200126_131739434.jpg

Una bebida lisboeta típica es el chupito de Ginjinha. Así que allá fuimos de cabeza a tomarlo. Es un aguardiente de guindas que se sirve en un local minúsculo donde únicamente se vende este licor. La tradición impone hacer cola en la calle, el camarero te lo sirve en un vaso de chupito de plástico y te lo tomas fuera, porque ya os digo, el local es liliputiense y se llama A Ginjinha.

IMG_20200125_191802482.jpg

Menos típico y, sin embargo, no menos rico, fueron los desayunos que nos jincamos pal cuerpo serrano para resistir el turisteo. Por otro lado, el máximum de las meriendas fue para la que nos tomamos en el LXFactory en la cafetería Chocolate Landeau. Una de las mejores tartas de chocolate del mundo acompañada de una taza de chocolate (para ir al baño bien, sí señor). Madre mía qué rico. Utilizan uno de los mejores chocolates para su fabricación, chocolate de Valrhona, y la verdad que se nota.


Para bajar toda la panzada que nos acabamos de meter, quería aludir a la excursión que hicimos a Sintra para ver dos de sus palacios, el Palacio da Pena y la Quinta da Regaleira. Así ya quedaría escrito todo nuestro viaje a Lisboa entre la primera parte y esta segunda que estamos leyendo ahora.

Palacio da Pena

La pena fue que había una bruma terrible y no se veía nada del paisaje precioso que tenía que enmarcar esa carretera que no paraba de serpentear curva tras curva para ascender por el bosque hasta el palacio. Era tal la humedad que había, que se metía por las estancias del palacio. Así que no pudimos apreciar casi nada de este palacio romántico del siglo XIX, morada de la monarquía lusa.

Eso sí, ante el mal tiempo buena cara. Nos atrincheramos con un montón de guiris en la tienda de recuerdos. Y como buenos efectivos del SIC en el extranjero y seres que vamos dando el cante por ahí, hicimos las delicias de la tienda de souvenirs llevando a cabo un buen combate con escudos y espadas.

Quinta da Regaleira

Una vez llegados a este otro palacio de Sintra, parece que el tiempo nos dio un poco de tregua y pudimos pasear ampliamente por sus jardines.

Nuestro objetivo era llegar al famoso pozo iniciático y, cómo no, por el camino hicimos mil fotos de postureo. (Bueno, yo unas cinco, Jordi y Nieves acapararon las 995 restantes. Ja, ja, ja.)

IMG_20200127_154343217.jpg

Cámara en mano, nos dispusimos a atravesar aquellos jardines. Para los agentes del SIC, la “Misión: Pozo iniciático” no debía de plantear ninguna complicación. Sin embargo, el destino no lo quiso así. Atravesamos vallejetes y colinas, caminos empedrados y de tierra, arbustos y escaleras, trepamos torres y fuentes y nos adentramos en grutas y cuevas, todo ello sin parar de ascender ni de visualizar mentalmente nuestro objetivo: el puto pozo. Porque sí, a estas alturas de recorrido el pozo ya daba un pol culo del demonio.

Sudados, mojados, llenos de comida y con mil fotos a la espalda, llegamos al pozo iniciático. Una auténtica maravilla. Se dice que en él hicieron de las suyas tanto masones como templarios. Sus nueve pisos en modo de torre invertida te adentran al interior de la tierra como si estuvieses recorriendo los nueve círculos del Infierno de la Divina Comedia de Dante (aprovecho para deciros que con que os leáis el Infierno, suficiente. La parte del Purgatorio es aburridilla y la del Cielo no tiene ninguna chicha).

 

Una vez que llegamos al fondo de pozo, habíamos de atravesar oscuros túneles para alcanzar la luz. Y, en esas estábamos, cuando sufrimos la baja temporal de nuestro agente del SIC Nieves. Mientras ella veía orientales caer al agua, los agentes restantes del SIC continuamos adentrándonos por los túneles para acabar saliendo a un espacio precioso con su estanque, su cascada, sus hojitas en el agua y sus rocas escarpadas.

IMG_20200127_162506965.jpg

La verdad que es un entorno maravilloso que da para perderse en él un día entero de lo bonito que es. Y, además, que lo pasamos pipa.


Acordé con Nieves que por el cumple de Jordi, (holi, Jordi), le regalábamos nuestro mejor momento del viaje en nuestros respectivos blogs. Podéis leer lo que escribió ella sobre nuestro viaje a Lisboa en Los rincones que ven mis ojos.

Ya sabéis que me emocioné toda cuando fuimos al punto más occidental de Europa, al Cabo da Roca. Y sigo flipando por haber estado allí. Es que no todo el mundo puede decir que ha estado a la izquierda total del continente europeo. Me parece algo aluciflipante.

IMG_20200127_183826982.jpg

Llegamos de noche, llovía, hacía un viento del carallo… Nos empapamos. Estábamos cansados de todo el día trotando. La vuelta en el bus la pasé con la cabeza entre las piernas de Jordi mientras sostenía su clepto-profiláctico-chubasquero-plastiquero como pseudo-bolsa-de-vomitonas. Como agentes altamente cultivados en temas aleatorios, me contasteis historias de las 13 rosas y de a saber qué más para que me distrajera del mareo que llevaba. Y la de Juana la Loca me la contasteis tan sumamente mal que, cuando recuperé chicha, sin sacar la cabeza de entre las piernas de Jordi, os la reconté yo. Pero de verdad, aunque parecíamos salidos de una auténtica batalla campal al acabar el día, este fue un momento genial del viaje, quitando la parte del drama que nos caracteriza a las féminas del SIC.

Feliz cumpleaños Jordi. Y Nieves, gracias por hacer de un momento normal un capítulo más de Todo le pasa a mi Mari Juli. Somos protas contigo.

IMG_20200126_122314423
Efectivos del SIC en el extranjero rodando un capítulo de Todo le pasa a mi Mari Juli.

 

 

Flora y fauna de Cuenca (fauna)

Vuelvo a copiar los párrafos iniciales de la entrada dedicada a la flora.

Antes de todo, quiero aclarar que esta publicación no es representativa de la flora y la fauna conquense.

El escrito de hoy he querido enfocarlo a aquellos elementos que se han cruzado en mi camino por Cuenca. Algunos son representativos de la zona, aunque otros lo son únicamente para mí.

He intentado reflejar la simbología de cada planta y de cada animal dentro de lo que es la cultura occidental y sus diferentes religiones y, por otra parte, la significación que tiene para mí.

Por ello, entre la cebada, los girasoles y los gorrinos conquenses, no os extrañe que haga alusión a las amapolas o a las hormigas, pues como ya os he adelantado, mi experiencia está entremezclada entre estos clásicos de la provincia de Cuenca.

También quiero aclarar que para saber las significaciones de todo lo que he elegido, me he basado principalmente en el libro de Lucia Impelluso La nature et ses symboles.

Sin más dilación, sigamos con la fauna que vi en Cuenca. Es una pena que aquí casi no tenga fotos, pero bueno, si os quedáis con ganas de animalitos podéis tirar de documentales de la 2. Si encontráis algún error o algo que matizar o puntualizar, tenéis al final los comentarios. No soy botánica ni bióloga, así que probablemente patine en algún que otro apartado.

El perro

No podía comenzar por otro animal que no fuera el llamado mejor amigo del hombre.

El perro posee significaciones opuestas, aunque bien es cierto que predomina la de la fidelidad. También supone el sacrificio, la fuerza de voluntad, el mal, el olfato y es atributo de las alegorías del Desacuerdo, la Fidelidad, la Búsqueda, la Memoria y el Espía.

Plinio el Viejo ya apuntaba en sus días que era, junto al caballo, el más fiel compañero del hombre.

Dentro de la mitología, el perro se atribuye a la diosa de la caza Diana y a otros cazadores como Adonis, Céfalo o Acteón, este último transformado en ciervo y devorado por sus propios canes.

Mi perrita Kira es la que ha logrado que yo haya encontrado un poco de paz y de serenidad en Cuenca. Porque los animales tienen super poderes. Así que sólo me queda esperar a que se levante la cuarentena para ir a la búsqueda de muchas más aventuras y excursiones con ella.

IMG_20200326_183141439
La Kira entre el sembrao con la mononeurona en plena efervescencia

La ardilla

En numerosas civilizaciones de nuestra historia se la ve con gran desconfianza. Normalmente la ardilla toma significaciones negativas como el mal, el diablo y la providencia divina, además de considerarse un animal que busca el conflicto, la disputa y que destaca por su rebeldía.

Yo la verdad que ya voy viendo unas cuantas en Cuenca y son una monada. En Cuenca ciudad ya las he visto tanto a las afueras del Casco Antiguo como en la zona de la Universidad y, en las excursiones que me hago por ahí, la Kira ya fue corriendo detrás de alguna.

Es un animal que me transporta a mi infancia, a cuando se veían ardillas pelirrojas y de colas súper pimpolludas en el Parque San Francisco de Oviedo.

El conejo

Tanto el conejo como la liebre se encuentran asociados a la fertilidad, la lujuria, el placer y se atribuyen a Venus.

Por otro lado, puede parecer contradictorio que también tengan valores positivos en la iconografía cristiana, pero así es. Muchas veces podemos encontrar conejos blancos a los pies de la Virgen María en representación de la castidad o de la victoria sobre las pasiones y el placer.

Me he cruzado con bastantes conejos por las carreteras de Cuenca, sobre todo al atardecer, como en Villaconejos de Trabaque y en la carretera del Cerro del Socorro de Cuenca capital. La verdad que tienen unas orejinas muy cuquis y una redondez muy adorable.

Ciervos, venados, gamos, corzos… Todos los cérvidos me valen porque no los distingo.

Como ya comentamos en los perros, Acteón es transformado en ciervo por Diana. ¿Por qué se cabreó tanto la diosa para castigarlo así? Pues porque Acteón tuvo la osadía de espiar a Diana y a sus ninfas mientras se bañaban desnudas en el río. Ay amiguín… Pilláronte y castigáronte eh…

Además de Acteón convertido en ciervo, tanto el carro de Diana como el de Cronos son tirados por ciervos y, el tercer trabajo de Hércules consistió en capturar el animal mitológico de Cerinea, una cierva espectacular.

Respecto a su significación, representa el alma que aspira a encontrar a Dios, es imagen del bien y alude a la capacidad auditiva.

Me acuerdo mucho de cinco ciervos que me estuvieron siguiendo durante un par de horas en Las Majadas. Y también tengo unos cuantos cruzados en la carretera, sobre todo en la del Cerro del Socorro de Cuenca.

Las ovejas, las cabras, los corderinos… También van todos en el mismo saco, como los cérvidos.

Desde el principio de los tiempos son símbolo de inocencia, de hecho, el cordero es ofrecido en sacrificio por los hebreos en Pascua, así que la religión cristiana lo adopta como símbolo de Jesús y del sacrificio. Además, se atribuiye a la alegoría de la Inocencia, a la de la Mansedumbre, a la Paciencia y a la Humildad.

Este es el momento en que me acuerdo de la oveja amastinada Brunilda, que tenía a nuestros dos mastines, una pastora alemana y dos prirribirris acojonaos y derechos como velas. Y dicho sea de paso, a mí también.

30226397_1635189196558636_7484577402064994304_o
Brunilda dejando descansar a sus secuaces

O de la oveja Flor, que arreglarle las patas era como lidiar con un toro de miura que rebotaba en el suelo cual pelota de tenis.

IMG_20180518_155622_973
Flor haciendo como que es buena

O también me acuerdo de las tres ovejas que tenemos ahora, Doña Escotofia, Oscarina y Rubita. Las tres con la mirada más torcida y esquiva que yo qué sé.

IMG_20190914_160104425
Doña Escotofia, Oscarina y Rubita

Seres inocentes. ¡¡JA!! Yo las asocio a seres demoníacos y con una colgadura mental muy gorda.

IMG-20190618-WA0000
Creo que esta foto la sacó mi compi Nieves Villalón Peralbo en la carretera de Mazarulleque

Bueno, si en Asturias ya tenía contacto con ovejas, en Cuenca vivo rodeada de ellas y son mi banda sonora de todos los días.

IMG_20200412_155748440
Esas son las de mi banda sonora

El toro y, por ende, las vacas

Imagen de fuerza y potencia, el toro es venerado desde las más antiguas civilizaciones agrícolas, también debido a su vigor sexual que se asocia a la fertilidad y a la fecundidad.

En mitología, encontramos el minotauro de Creta asesinado por Teseo, también el séptimo trabajo de Hércules es capturar el toro que molestaba a Creta. Y, por otro lado, tenemos a Júpiter transformado en toro blanco para raptar a Europa.

Como os podéis imaginar, es traspasar la Cordillera Cantábrica y ver cómo aumenta exponencialmente la pasión por los toros y las vaquillas. Pero no toros libres, pastando tranquilamente, sino toros en las plazas o víctimas de espectáculos “festivos” de lo más mierda que hay.

Obviamente, hay que respetar todo, pero cuando llegué a Cuenca fue una de las cosas que no lograba centrar. Ver carteles por las calles anunciado toreros, corridas en las plazas o las vaquillas… De verdad… Todo miserias. También he de decir que me ha abierto más la mente. Porque para mí la gente taurina eran malos y ya. No veía más allá. Y bueno, que te sorprendes hablando tan panchamente con alguien que de repente saca ese lado y no es incompatible alguien majo con ser taurino. Una pena, pero es un perfil que existe y que yo no concebía en mis pocas miras. Con todo, es algo que me sigue desagradando hasta límites insospechados.

Las vacas que me encontré en Cuenca fueron de Las Majadas. Eran muchas vacas blancas y peludas, con unos cuernos como de unicornio, que quedaron hipnotizadas por la Kira y empezaron a perseguirnos mundo alante. Menos mal que los ríos hacen de fronteras naturales y, una vez pasado el río, dejaron de perseguirnos. Pero madre mía lo mal que lo pasé, y yo creo que la Kira también pasó apuro.

El caballo

Cuando hablamos del perro, ya habíamos comentado que el caballo es uno de los animales más fieles al hombre.

Es un animal que encarna la fuerza, la vitalidad, la victoria, el orgullo y la lujuria. Dentro de la mitología, se asocia a la diosa Europa. Además, son numerosos caballos los que tiran de los carros de divinidades como Aurora, Helios, la Noche, la Luna, Plutón o Marte. Por otra parte, conocemos el caballo de Troya, a Pegaso, el famoso caballo alado o el octavo trabajo de Hércules, que consistía en capturar las famosas cuatro yeguas de Diomedes.

En Asturias tengo a la Bruja y en Cuenca tengo distinguidas conversaciones con Gitana y con Capricho. Dos caballos que vienen a verme cuando doy un paseo con la Kira y a los que, obviamente, yo no he puesto esos nombres.

IMG_20200317_170154602
Gitana echadina, que cuando nos reconoció ya se levantó a por miminos

El cerdo

Gorrino por estas tierras y gocho en mi Asturias patria querida, es considerado símbolo de fecundidad y de prosperidad desde las civilizaciones más antiguas. También se le atribuyen valores negativos debido a sus “malas costumbres”. Estos atributos son la lujuria, la avaricia, la glotonería, la holgazanería, la ociosidad o la gula.

Un capítulo muy famoso dentro de la mitología es el de la maga Circe transformando en cerdos a los compañeros de Ulises.

En Cuenca hay bastantes cerdos y gracias a Dios no he visto ni escuchado ninguno, porque si se da el caso me muero de pena y me echo a llorar fijo. Eso sí, su olor me persigue a todas partes y es super desagradable.

La araña

En el imaginario de múltiples civilizaciones, las arañas son vistas desde una perspectiva negativa, ya que se la tiene como un animal tramposo que es símbolo del diablo al atraer a los hombres hacia el pecado. Además de las trampas y del diablo, también se le atribuyen la industria y la dialéctica.

En cuanto a la parte mitológica, la joven Aracne es transformada en araña por Minerva como castigo por su soberbia.

Desde luego que en Cuenca no tengo una Señorita Pepis como la que defiende mi tía Arancha a capa y espada, pero también tengo unas arañas como puños que intento sacar de la mejor manera posible por las ventanas sobre las tres de la mañana, que es su hora. Fue en este momento cuando me di cuenta de por qué tengo mosquiteras y de por qué hay que usarlas.

El águila

Reina de los cielos, el águila porta en su vuelo la significación de poder y victoria. También se atribuye a la vista, al orgullo, a la regeneración del hombre y es atributo de las alegorías del Genio, la Inteligencia y de la Libertad, además de emblema heráldico de numerosos nobles.

Dentro de la mitología, encontramos este ave relacionada con Júpiter, el rey de los dioses. Júpiter se transforma en águila para raptar a Ganímedes. Por otra parte, Hebe, la ayudante de los dioses y esposa de Hércules, algunas veces es acompañada por un águila. Finalmente, todos conocemos el mito de Prometeo encadenado, en el que cada día un águila desciende a comerle el hígado.

Se ven bastantes tipos de aves rapaces en Cuenca y reconozco que no sé distinguir ninguna.

El otro día la Kira estaba muy activa/inquieta durante el paseo y acabó espantando de entre los pinos a la más grande que vi en mi vida. Menudo pedazo de bicho y menudo vuelo más espectacular.

Casi todos los días veo otro águila sobrevolar las gallinas de enfrente. Y ellas, que son muy listas, salen disparadas a refugiarse. Así que cuando veo las gallinas correr, sé que están en el punto de mira de alguien más alto y más grande que ellas.

Y otra vez que lo flipé muchísimo fue en la zona de Jábaga. En julio me dio por dar una de mis vueltas con el coche y escuché un chillido como los de los documentales que me puso los pelos de punta. Y super cerca de la luna delantera apareció volando a ras de mi coche un pedazo bicho con unas garras acojonantes que me dejó flipada.

El cuervo

Desde la Antigüedad se le atribuye ser un chismoso, un charlatán y un indiscreto Además, también se le relaciona con la mala suerte, el diablo y la muerte.

Inicialmente es el fiel compañero de Minerva, quien lo prefiere antes que a la lechuza. Pero como todo hombre, tiene que venir Apolo a tocar los cojones y a meterse donde nadie lo llama y se lo cambia por un pájaro negro cualquiera.

Cuando los veo en Cuenca picoteando entre las parcelas me viene a la cabeza el recuerdo de sus graznidos revoloteando por los bosques de Campo de Caso. Y ya para rematar entornos dispares, también los recuerdo por las calles de París, sobre todo en el Jardin des Tuileries.

Las gallinas

Lo que he encontrado sobre el gallo tiene que valer para ellas. Se las asocia a energías del otro mundo y, al anunciar un nuevo día con su canto, también se relacionan con el sol y las divinidades solares como Apolo, Esculapio, Marte y Mercurio.

Su significado está ligado a la Pasión de Cristo, la vigilancia, la lujuria y a las alegorías de la Medicina, el Estudio y la Atención.

Sinceramente, me cuesta ligar las gallinas y los gallos a tales atributos con esos ojos locos que tienen. Que cuando las coges y las giras, el cuello no se les mueve del sitio. ¿Qué puede aportar eso a su evolución como especie?

Dejando a un lado lo que a mí me parece o deja de parecer, es como si fueran mi televisión. Tooodos los días las veo picoteando de un lado para otro, cómo se tumban a la sombra o cómo se lavan en los dos hoyos de tierra que tienen. Que las cabronas me pegan unos sustos de su madre, porque quedan ahí metidas en el hoyo medio escogorciás y parece que les ha dao el parraque, ahí con el ala medio tiesa y estáticas totalmente.

Luego hay otra gallina con las ovejas y la cabras de las que os hablé más arriba que es la monda. Es de color blanco nucelar y es ella la dueña y señora de toda la nave. Va el pastor a abrirles y ella es la primera que sale capitaneando todo, ovejas, cabras, el mastín y lo que se tercie. Y para volver a la nave lo mismo, es como si los pastoreara a todos ese punto blanco resplandeciente. Además de que menudos andares que tiene la tía. Es como un velocirraptor.

IMG_20200413_141627091
Gallinas escogorciás mientras se lavan en sus hoyos

Las golondrinas

Desde la antigua Roma la golondrina es considerada signo de buen augurio y se cree que los espíritus de los niños fallecidos se convierten en golondrinas con el objetivo de volver a sus casas. Dentro de la religión cristiana, se asocian a la reencarnación de Jesucristo y a su resurrección. En el campo mitológico, encontramos a Filomena transformada en golondrina.

Pues pasé mis dos primeros meses en Cuenca creyendo que lo que veía volar por todas partes de la ciudad eran golondrinas muy gordotas Y NO. Eran VENCEJOS. ¡PUM!

La palomas

El ave de mi mamá. Son el símbolo de la paz, reconocido así de forma universal. Se asocia a las cualidades positivas de la dulzura, la prudencia, la inocencia, la paz, el Espíritu Santo, la Virgen María y el placer y la lujuria.

En mitología, el carro de Venus es tirado por palomas.

Me acuerdo mucho de mi madre cuando veo todos los días volar dos bandadas de ellas delante de mi ventana. Estoy segura de que a ella también le encantaría verlas.

Las hormigas

Poco he encontrado sobre ellas más que que eran los animales consagrados a Minerva junto a la lechuza, el dragón y el escarabajo.

El pueblo griego de los mirmidones, quienes participaron en la Guerra de Troya bajo las órdenes directas de Aquiles, se autonombraban “hormigas” debido a la tierra árida de la que procedían (Tesalia). También, porque al igual que las hormigas, tenían que retirar los sedimentos y los pedruscos (en Cuenca majanos) a la hora de labrar sus tierras.

Respecto a la parte mítica, el rey de este pueblo era Mirmidón, quien descendía de Zeus y de la princesa Eurimedusa. Zeus, para ligarse a la princesa, se transformó en hormiga. (Y ahora es el momento en que todos nos preguntamos qué coño ha pasado aquí para llegar a este punto. ¿Una hormiga cortejando? ¿En serio?)

Otra versión es que la ciudad de los mirmidones quedó despoblada y, para repoblarla, Zeus convirtió las hormigas de un roble en humanos.

Bueno, en mis paseos con la Kira, no sé si es debido al confinamiento por el coronavirus y a que no hay casi nadie transitando los caminos de tierra, pero ver la evolución de un día para otro de los hormigueros me tiene alucinada. Es que construyen verdaderas obras de ingeniería siendo tan sumamente pequeñas… Así que supongo que la significación que les atribuimos hoy en día es la de trabajadoras.

IMG_20200411_173930132_HDR
Hormigueros en el camino de Sotos a Mariana

Los buitres

El buitre se asocia a Titio, a quien dos buitres le comen el hígado, parecido a Prometeo, porque con este último, unos dicen que es el águila quien desciende todos los días a comerle el hígado y otros lo achacan al buitre.

No he encontrado más cosas sobre los buitres. Aquí en Cuenca se ven un montón y muchos parajes de los pueblos por los que trabajamos se llaman La Buitrera/La Butrera/Cercado de la Butrera/Cerro de la Buitrera, etc.

Los cercados de los buitres sirven para llevarles animales muertos como carroña y nunca hubiera imaginado que quien entra en esos sitios, cuando sale se tiene que desinfectar hasta el alma… Brrrr.

La verdad que es impresionante verlos en sus nidos y volando… Increíbles.

IMG_20190726_204935
Buitres vistos desde el Ventano del Diablo

El unicornio

Se representa bajo el aspecto de un caballo, normalmente blanco, que lleva en medio de su frente un cuerno largo, en espiral y puntiagudo. También puede representarse con barba de chivo, cola de león y patas de bovino.

Significa pureza, castidad, virginidad y el carro de la alegoría de la Castidad es tirado por estos seres. Que sepáis que su nombre científico es Elasmotherium sibiricum.

Para el equipo de Rubén, Nieves y Sonia, el unicornio está asociado a una nube super esponjosa con purpurina, brilli brilli, arcoíris y mucha felicidad. Y debajo de esa nube puedes ir cabalgando, sentado del revés, un super unicornio dorado, plateado y purpurinado con crines de arcoíris.

IMG_20171102_155258461_LL
Tapiz de la Dama del Unicornio en el Musée Cluny de París

Espero que os hayan gustado los animalitos que encontré en Cuenca. Os recuerdo que también hay una publicación dedicada a la flora aquí.

Flora y fauna de Cuenca (flora)

Antes de todo, quiero aclarar que esta publicación no es representativa de la flora y la fauna conquense.

El escrito de hoy he querido enfocarlo a aquellos elementos que se han cruzado en mi camino por Cuenca. Algunos son representativos de la zona, aunque otros lo son únicamente para mí.

He intentado reflejar la simbología de cada planta y de cada animal dentro de lo que es la cultura occidental y sus diferentes religiones y, por otra parte, la significación que tiene para mí.

Por ello, entre la cebada, los girasoles y los gorrinos conquenses, no os extrañe que haga alusión a las amapolas o a las hormigas, pues como ya os he adelantado, mi experiencia está entremezclada entre estos clásicos de la provincia de Cuenca.

También quiero aclarar que para saber las significaciones de todo lo que he elegido, me he basado principalmente en el libro de Lucia Impelluso La nature et ses symboles.

Sin más dilación, comencemos por la flora que vi en Cuenca. Si encontráis algún error o algo que matizar o puntualizar, tenéis al final los comentarios. No soy botánica ni bióloga, así que probablemente patine en algún que otro apartado.

El olivo

El árbol de mi mamá, conocido desde época antigua como emblema de la paz en todas las civilizaciones y religiones de la cuenca mediterránea.

El olivo es un árbol consagrado a Minerva, diosa romana de la sabiduría, las artes, la estrategia militar, además de protectora de Roma y patrona de los artesanos.

El olivo simboliza paz y concordia, además de ser atributo de las alegorías de la Mansedumbre, la Misericordia, la Paz y de la Unión Civil. También es emblema de la orden religiosa de Nuestra Señora del Monte de los Olivos.

En Cuenca hay bastantes olivos. En los pueblos por los que tengo que trabajar oyes cómo hablan de las plantaciones de los mismos. Si ya no son productivos, los arrancan. Cada vez que me cuentan cómo los arrancan deben de flipar con la cara que se me pone. Pero más flipo yo, que no tengo una visión económica o de producción sobre ellos, sino que me parecen unos árboles preciosos que no entiendo por qué hay que hacerlos sufrir al arrancarlos.

IMG_20191229_094105697
Los olivos que me acompañan todos los días

La vid

La vid está relacionada con Baco, el dios romano del vino, y también con las ménades, las sacerdotisas de este dios. Cuando se celebraban las Bacanales, quienes participaban en estas festividades se ponían en la cabeza, a modo de corona, ramitas trenzadas con hojas de las vides.

La vid es un atributo de Jesucristo, símbolo eucarístico, es la sangre de Jesús desde el momento de la Pasión, además de vincularse al otoño, al mes de septiembre y a las alegorías de la Alegría, la Solidaridad Conyugal, la Cooperación y la Amistad.

En Cuenca también hay viñas. Y los agricultores con los que tengo que hablar por mi trabajo, si no están a la siega, es a las olivas, lo siguiente la siembra, el ganado, abonar o que tienen una entrevista con un ovni. Muy trabajadora esta gente, pero yo también quiero mi hueco. Ja, ja, ja.

WhatsApp Image 2020-04-12 at 09.50.03
Viña de Belmonte. Fotografía hecha por mi compi Santiago Martínez Millán

El trigo y la cebada

Se trata de los cereales por excelencia y su diosa es Ceres, diosa de los cereales y de la agricultura por mostrar al hombre cómo cultivar la tierra, cómo sembrarla, cómo recoger el cereal y cómo transformarlo en alimento. Pero conceder este don a los hombres no fue de manera altruista, sino que fue en agradecimiento por haber encontrado estos a su hija Proserpina.

El trigo es un símbolo eucarístico que se atribuye a las alegorías de la Abundancia, el Verano y a los meses de junio y julio.

En Cuenca me contaron que el cultivo del trigo daba muchas ganancias pero que era delicado sacarlo adelante por el tema de las heladas al principio. Así que si siembras trigo, te arriesgas a tener muchos beneficios o pérdidas.

Por otro lado, me prometieron un ramillete de sus doradas espigas y en eso se quedó, en una promesa que el aire se llevó.

Por la parte que le toca a la cebada, yo veo todas las parcelas llenas de ella, así que debe de ser que se da bien este cereal en esta provincia. Pero bueno, qué otra cosa se puede decir de Cuenca, si sus tierras de labor están destinadas a cereales.

IMG_20200411_173701026
Contraste entre la tierra en barbecho y la tierra sembrada de cebada en Sotos

El roble

Es el árbol ligado a Júpiter y siempre ha sido venerado por la majestuosidad de su tronco, de sus ramas y por su frondosidad, además de por la resistencia de su madera. Esta resistencia hace que se convierta en imagen de la fortaleza tanto física como moral.

Su significación se atribuye al árbol de la vida, a la salud (tas como un roble, manín, acompañado de fuertes palmetazos en la espalda), a la entereza de la fe de los santos y, por otra parte, a las alegorías de la Fuerza y de la Prosperidad.

Es curioso que muchos de los pueblos de la provincia conquense por los que he pasado recuerden algún incendio desastroso para sus montes y tierras, resultando las zonas menos afectadas aquellas que tenían robles y no pinos. Así que supongo que es un testimonio de la fortaleza de su madera.

IMG_20190611_150028132
Creo recordar que se llamaba la Sierra de los Degollaos, en el Valle de Altomira. La parte correspondiente a Jabalera sufrió un incendió que paró en los robles. Las vistas de la foto son desde Garcinarro

El girasol

El girasol se encuentra relacionado con Clitia, una ninfa enamorada de Helios, el dios sol.

Como “buena” enamorada, Clitia espiaba a Helios en sus idas y venidas de Este a Oeste. En una de esas lo pilló en pleno fruski fruski con otra y Clitia, como buena chismosa, lo contó por ahí. Así que Helios la despreció y ella quedó observándolo tristemente desde la distancia, hasta que los dioses la convirtieron en heliotropo o girasol.

Así que ya veis, la característica del girasol de girarse ante el sol y no poder mirarlo acaba simbolizando el sacrificio.

Cuenca es un buen productor de girasoles y, aunque cae de cajón, los hay de aceite y de pipa. Que hasta que no me lo contaron, nunca me había parado a pensarlo (os recuerdo que soy de Asturias, ja, ja, ja).

Los de pipa se plantan más separados para que puedan desarrollarse mejor y porque son recogidos a mano. Lo que aprende una por estos pueblos y durante las conversaciones que se dan en los viajes en coche en mi proyecto =).

También me prometieron girasoles por otros lares y esta vez cumplieron por partida doble (vuelvo a recordar que soy de Asturias y allí lo de los girasoles…, como que no. Así que me hicieron mucha ilusión y los sigo teniendo en mi casa).

Unos inmensos de aceite los logré parándonos en medio de la carretera de Arcas y, otros más bebés, a la vuelta de Valeria, fueron logrados trastabilleando un poco entre lo sembrao. Claramente el equilibrio y la coordinación no son lo nuestro, ja, ja, ja.

El pistachero

El pistacho es un fruto muy cotizado y se considera uno de los mejores de Canaán, por ello lo ofrece Jacob a sus hijos en modo de obsequio para el Hombre egipcio.

No encontré la simbología ni la deidad asociada al pistacho, pero descubrí que también es llamado alfóncigo. ¡Qué palabra tan graciosa! En Castilla La Mancha es considerado el oro verde, pues sus beneficios son cuantiosos y cada vez más se ven plantaciones de este fruto.

WhatsApp Image 2020-04-12 at 11.55.45
Árboles de pistacho en Belmonte. Fotografía hecha por mi compi Santiago Martínez Millán

El pino

Se asocia a las deidades Deméter, Cibeles y también a Silvano, quien era el dios de los bosques para los romanos.

Simboliza la inmortalidad y la fuerza vital; el piñón se asocia a lo sagrado, a la conciencia y al conocimiento.

Los bosques que he encontrado en mis excursiones por la provincia conquense son todos de pino. Pinus pinaster (si no lo decía me daba un mal ja, ja, ja), el pino rodeno, pino marítimo, pino rubial o pino negral, con todos ellos he tenido algún contacto aunque no los sepa diferenciar. Ello se debe a los parajes que nos señalan los agricultores y pastores cuando tratamos con ellos y también a mis paseos.

IMG_20191229_121551656_HDR.jpg
Pinos en la ruta de los Callejones de Las Majadas

El almendro

A ver si centro la bola para contaros lo de los dioses asociados a este árbol y a su fruto.

Agdistis era un/a dios/a tanto griego como romano que se caracterizaba por poseer una naturaleza salvaje y fuera de control. Además, los otros dioses lo/la veían como una amenaza y deciden dormirlo/la para matarlo/la (¿por qué no seré leísta? Ja, ja, ja). Consiguen que se duerma y le atan sus genitales a sus pies, de manera que cuando se despierta se auto castra (sí, yo también estoy flipando).

La sangre desparramada de tal amputación fertiliza la tierra donde posteriormente nace un almendro. Pero no acaba aquí el tema. Nana, que es hija de un dios, toma varias almendras de ese árbol y se las coloca en el pecho y en el vientre, quedando así embarazada. Termina dando a luz a Attis, quien digamos que procede de una almendra. Reconocedlo, ya tardaba en aparecer la extravagancia en mis escritos xD.

En cuanto a su significado, es luz, el que despierta o quien vigila.

En Cuenca hay bastantes almendros repartidos por su geografía y, si bien es verdad que no es el Valle del Jerte con sus cerezos en flor, son igualmente preciosos.

WhatsApp Image 2020-04-12 at 11.55.15.jpeg
Almendros en Belmonte.
Fotografía hecha por mi compi Santiago Martínez Millán

La amapola

Las propiedades somníferas de las amapolas son conocidas desde bien antiguo. De hecho, en la antigua Grecia se solía representar a Hipnos, el dios del sueño, con una corona de amapolas en su testa.

La amapola se atribuye a Hipnos que, como ya dijimos, es el dios del sueño, y, por otro lado, a Morfeo, dios de los sueños y de la noche.

Así que las amapolas simbolizan el sueño, la noche, la muerte, la Pasión de Cristo y la eucaristía.

He metido aquí la amapola porque al salir a pasear un día con mi perra, doblé una esquina y encontré esta nota de color sobre el asfalto que me alegró el día.

IMG_20200411_171859457
Amapola en una de las calles de Sotos

Muscari

Por último, os dejo la flor con la que comenzó el cambio de estación en Cuenca para mí. Fue el primer punto de color que vi en mis paseos con la Kira y se merece un lugar en esta publicación, aunque a pesar de ser de las primeras de la primavera no sean una prímula.

IMG_20200411_173148534
Muscari de color morado en el camino de Sotos a Mariana

Y para finalizar, quiero agradecer a mi compi Santi la guerra que le he dado para que me sacara fotos representativas de aquello de lo que os he hablado. Y también a mis compis Sergio y Rubén por estamparme una sonrisa en la cara al hacerme conseguir girasoles.

 

En la siguiente entrada os dejo la fauna conquense.

Espero que os haya gustado. Lo podéis compartir con vuestros amigos.