La bestia sangra

¡Sangre! ¡Sangre! ¡Sangre!

Sangre en los ancianos.

Sangre en los jóvenes.

Sangre en la infancia.

Sangre que corre por las venas cual río carmesí.

Se desliza por la piel, por el pelo, por el alma…

Sangre musculada.

Sangre desvertebrada.

Sangre venal para unos pocos y gratuita para una mayoría creciente.

La vida se apaga, da unos últimos coletazos pero no importa. Todo indica que va a llegar a su fin, que el encierro de terror va a acabar con la vida tan preciada y tan costosa que a una hembra le ha costado gestar y parir.

Un cuello desligado de su cuerpo, de su vida; vida que termina como espectáculo macabro de una cultura de apología a la violencia.

A la sangre.

Abuelos, padres, hijos…

Sangre derramada en el ruedo, ocio soberbio que se cree legitimado a finar con una vida.

Anuncios

7 comentarios en “La bestia sangra

  1. Acabar con la ” fiesta ” taurina ?. El ser humano es tan egoista, que piensa que el mundo se hizo para contentarle a él. Si se consigue, será que evolucionamos hacia la ternura. No estaría mal.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s